BASF a través de su negocio de Soluciones para la Agricultura inaugura su primer Centro de Investigación y Capacitación para los agricultores mexicanos .

93

Ciudad de México, México – 11 de septiembre de 2019. BASF inauguró hoy, a través de su negocio de Soluciones para la Agricultura, su primer Centro de Investigación y Capacitación en Tepalcingo, Morelos, dirigido a los agricultores mexicanos para entrenarse y experimentar de primera mano el desempeño de sus semillas vegetales bajo la marca Nunhems, así como en el buen uso en el manejo de sus productos de protección de cultivos.

“Estamos muy orgullosos de poner a disposición de nuestros clientes este primer Centro de Investigación y Capacitación en el país”, comentó Alexandre Latorre, director del negocio de Soluciones para la Agricultura de BASF para México, Centroamérica y el Caribe. “Creemos que se trata de un primer paso muy importante no sólo para fortalecer nuestro posicionamiento en el mercado, sino para ofrecer soluciones adaptadas al ambiente agrícola mexicano y mejores oportunidades para impulsar el conocimiento de las nuevas tecnologías por parte de los agricultores en el país, quienes están en el centro de todo lo que hacemos.”

En línea con su propósito corporativo de crear química para un futuro sustentable, BASF brindará en las instalaciones de dicho Centro, cursos de buenas prácticas para el manejo de agroquímicos, así como demostraciones de los beneficios de su portafolio de protección de cultivos y el buen manejo de envases, mismo que permitirá integrar más profundamente la sustentabilidad en las decisiones de negocio.

En la actualidad, BASF es la primera compañía en brindar al agricultor mexicano una oferta integrada, a través de su portafolio de soluciones para la agricultura que incluye tanto semillas como productos para la protección de cultivos, cuidado de suelos y plantas, entre otros.

BASF opera en más de 70 países en el mundo con aproximadamente 10,500 empleados trabajando en investigación y desarrollo en unos 3,000 proyectos, que combinan las tecnologías globales de la Compañía con un profundo conocimiento de las necesidades locales, contribuyendo al éxito de sus clientes.

Con estas acciones clave, y poniendo al cliente como un pilar estratégico en sus decisiones de inversión, BASF consolida su compromiso con México y el sector agropecuario, desarrollando soluciones innovadoras para la agricultura, el trabajo más valioso de la Tierra.