Sin trabajo más de dos mil 600 albañiles de la zona centro del estado; CROC. Piden apoyo al estado con participación en la obra pública para reactivar su sector

45

Ramón Mendoza S

Reportero

El ínfimo gasto público ejercido en obra pública en esta capital dejó sin empleo a más de dos mil obreros de la construcción y sin que vislumbren mejoras en el 2020.

Lorenzo Balderas Castillo dirigente de la Unión de Obreros y Trabajadores de la rama de la construcción adheridos a la CROC en esta capital advirtió que Victoria está paralizada económicamente desde octubre del 2018.

“Desde hace algunos años no afrontamos una situación tan compleja, pero no hay para cuándo la industria de la construcción alcance mejores cifras”.

Comentó que entre camioneros, electricistas, pintores, soldadores, carpinteros y albañiles son unos cinco mil trabajadores de los cuales un 40 por ciento tiene ocupación, los demás a la espera de que haya algo.

Refirió que la situación a nivel local es crítica y afecta de lleno a los obreros, ya que las obras se paralizaron y algunos deben pedir subsidios por despidos y otros realizan otro tipo de trabajos para poder subsistir y mantener a sus familias.

O sea que están sin trabajo  casi un 60 por ciento de los cinco mil trabajadores agremiados al Sindicato de Albañiles de la CROC en Victoria situación por la cual demandan a las autoridades de los tres niveles de gobierno apertura en la contratación de la obra pública.

Balderas Castillo dijo que lo que buscan es cerrar el año con la contratación suficiente para  elevar su calidad de vida.

 “Ha estado bajando la obra, no hay mucha obra por parte de gobierno, y del municipio ni se diga, no existe  desde octubre del año pasado a la fecha, ya llevamos un año totalmente estancados “expreso.

El líder obrero indicó que actualmente tienen un 40 por ciento de la gente contratada, el resto, que es un 60 por ciento está sin empleo.

“Es urgente que se reactive, la inversión o la apertura que haga nuestro gobernador a la iniciativa privada como nos lo ha estado diciendo da la oportunidad de tener esas obras que han mencionado”, añadió.

Agregó que en el sindicato de albañiles hay unos cinco mil agremiados, pero lo que es el ramo de la construcción son más que ya se han ido a otros lugares por lo escaso de la fuentes de trabajo.

“Empezó a bajar desde el año pasado, el ayuntamiento tiene cero en actividades laborales, no hay desarrollo, no hay nada de obra en Victoria por parte de ellos, y nosotros confiamos en lo que haga el gobierno del estado” insistió.