Regidor del PAN, usa tiempo laboral para cuidar su negocio

Ramón Mendoza S

Reportero

A poco más de un año de haber sido electo regidor del ayuntamiento de Victoria Carlos Cabrera Bermúdez usa su tiempo laboral en atender su negocio  y ya ni a las sesiones de cabildo acude.

El Presidente de la Comisión de Obras Publicas en el cabildo local abandono las oficinas de síndicos y regidores despidiendo a su secretaria.

Pedro García Silva presidente de la Asociación de Transportistas de Victoria de la Línea de los Microbuses de los Rojos, denuncio que han tratado de acudir a solicitar apoyo a la comisión de obras públicas del cabildo en turno donde el citado regidor es su titular y no hay quien les informe al respecto.

El motivo, es solicitar su apoyo para la reparación de las calles que hay en la ciudad sobre todo en los accesos y salidas de las colonias ya que se encuentran totalmente destruidas.

Sin embargo no lo han localizado y el personal que labora en las oficinas de síndico y regidores les han comentado que Cabrera Bermúdez tiene meses que no despacha en ese lugar, e incluso ni secretaria tiene.

“No sabemos quién es, ni como llego ahí como regidor, nosotros lo que buscamos es que nos arreglen las calles por tanto bache, fuimos a obras públicas y nos dijeron que acudiéramos a buscar el regidor Cabrera pero ni sus luces” expreso.

El líder transportista lamento que desde la salida de la regidora  Juan Graciela Castillo quien en su calidad de presidenta de la comisión del transporte en el Cabildo durante el trienio 2001- 2004, que logró beneficios para los transportistas, no han tenido un representa digno en el municipio.

“Solo nos dijeron que buscáramos al regidor Carlos Cabrera en la gasolinera que está a unos metros de la PGJE donde atiende su negocio, porque aquí en el municipio ya no viene ni a las sesiones de cabildo, aunque eso sí, solo se aparece para cobrar su compensación los días 25 de cada mes y su salario se lo depositan cada quincena” expreso.

Hoy la situación es muy diferente, lamentó el dirigente de los concesionarios, pues para empezar,  ni siquiera conocen  en persona al actual regidor  encargado de la comisión de obras públicas.

“Nunca nos ha citado para platicar o de perdido para regañarnos porque es lo que hacen las autoridades menos escuchar las necesidades que tenemos en cada ruta. Se va a ir, y nunca le estrechamos la mano”.

El enojo del transportista local  es que los ediles, sin la obligación de asistir a diario a su oficina, y por lo mismo sin tener que cumplir con un horario, sin rendirle cuentas a nadie y sin ser supervisado por nadie, se adjudican al mes casi 40  mil pesos netos, más las prestaciones y beneficios que tienen, y en el caso particular, solo para dedicarse a cuidar sus negocios.