Ramón Mendoza S

Reportero

Este lunes se llevó a cabo  una protesta que realizaron miembros del Sindicato de Trabajadores del Instituto del Seguro Social (IMSS) en esta capital exigiendo  la salida del Delegado Fernando López Gómez.

Los trabajadores realizarán un plantón en la explanada de la delegación estatal a partir de las 10 de la mañana, por los hechos de corrupción que ahí se presentan.

La manifestación estuvo a punto de salirse de control ya que algunos militantes del sindicato andaban muy inquietos empujando y lanzando consignas hasta ofensivas.

Quien se dijo Secretario General del citado sindicato Pedro Luis Ramírez Perales acompañado de  un centenar de manifestantes gritaban al unísono “fuera delegado fifi, no te queremos aquí”.

Denunciaron que no hay medicamentos, insumos, ni equipo para trabajar y que las clínicas están en deplorables condiciones, situación que les complica de forma importante su labor en el servicio a los derechohabientes.

                                    Médico del IMSS pide su reinstalación

En la manifestación que se dio este lunes por la mañana, apareció un doctor que dijo llamarse Cruz Antonio Dávila el cual dijo lo habían desocupado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)  hace cuatro años presuntamente por una denuncia de un paciente.

El doctor tuvo que meterse a unas oficinas del IMSS porque en la explanada varios de los manifestantes no permitían que hablara con la prensa, incluso hubo empujones  para que no le acercaran el micrófono.

Cruz Antonio dijo que estaba en contra de lo que piden los manifestantes en cuanto a la salida del delegado Fernando López Gómez y afirmó que el secretario general del Sindicato del IMSS, Pedro Luis Ramírez Perales es un mentiroso, el cual dijo no le ayudó para nada cuando perdió su trabajo.

Informó a los medios que el percibía un sueldo mensual de 50 mil pesos de que le quedaban 25 mil o 30 mil al descontarle los impuestos, sin embargo dijo ahora tiene que trabajar por su cuenta al no haber sido defendido por el sindicato ante la arbitrariedad que cometieron en contra de él al dejarlo sin su trabajo en el IMSS.