Siguen a la baja las quejas contra los choferes del transporte público en Victoria donde diariamente circulan alrededor de mil 500 unidades entre microbuses y taxis. Foto Mendoza.

No hay quejas graves contra concesionarios de transporte

Ramón Mendoza S

Reportero

Tras señalar que los choferes del transporte colectivo han tomado una mayor conciencia y responsabilidad durante el desempeño de su trabajo y se ha reducido con esto el número de quejas que anteriormente se presentaban contra ellos, Pedro García Silva, estableció que de hecho, hoy en día las quejas más recurrentes no son consideradas graves.

El Presidente de la Asociación de Transportistas de Victoria de la línea de los microbuses de los rojos, advirtió que de acuerdo al sondeo y buzón interno que mantienen en cada ruta para atender quejas de los usuarios contra de sus choferes se mantiene a la baja.

Dijo que lo más común en materia de denuncias de particulares es porque algunos choferes imprimen velocidad en avenidas muy transitadas, algo que de hecho no molesta a los usuarios que desean llegar rápido a su destino y son regularmente automovilistas quienes se quejan de que les dieron algún cerrón o no respetaron la señalización de las paradas.

De igual manera, en muchos de los casos son los autos particulares los que agreden a los colectivos sobre todo en horas pico de la ciudad.

Algunos usuarios también se quejan de que ciertas unidades de transporte utilizan alto volumen durante sus traslados, lo que también ha motivado amonestaciones contra los conductores a través de los dueños de las concesiones.

Mencionó que con un parque vehicular en servicio de  una mil 500 unidades tanto de transporte urbano como de taxis, es muy bajo las observaciones que hacen los usuarios contra de los choferes de los colectivos.

Respecto a aumentos en la tarifa de transporte, indicó que esta iniciativa de los prestatarios del servicio se mantiene en estudio desde hace largos meses a nivel estatal.

Mientras tanto el cobro en ruta se conserva en  9 pesos para usuario común y 6 pesos para estudiantes y tercera edad, ambos con identificación en mano.