Barre la 4T, con el contratismo transexenal en el IMSS

Les cayó la 4T a la plaga de los negocios ilícitos en el IMSS. Esta noble institución, dedicada a curar el dolor humano, hoy, por lo que se observa, estaría a punto de ser liberada de las pillerías cometidas por sujetos sin escrúpulos. 

Parece ser que  los  Gochicoas, los Bobys  y demás  fauna nociva del contratismo que medró durante muchos años en el Instituto Mexicano del Seguro Social,  ya no tendrán oportunidad de volver a ruñir el gran queso gruyere, en que estuvo convertido  el IMSS  tamaulipeco, a costa de las peripecias y  el sufrimiento de la población derecho-habiente.

Como  ya se los habíamos  vaticinado, con demasiada anticipación,  resulta que en  el IMSS  Tamaulipas, la pandilla de la jeringa y la torunda, se  bate en retirada, acorralada por las nuevas  directrices  de estricto control y de transparencia, emitidas desde la Dirección General, a cargo de Zoe Robledo, uno de los políticos jóvenes, mas cercanos  al Presidente Andrés Manuel  López  Obrador.

Lo anterior fue ratificado  el pasado 18 de noviembre, mediante  un comunicado oficial, emitido desde la máxima responsabilidad de está institución de salud, y en la cual se  específica que los representantes  estatales  del IMSS , ya no podrán hacer compras de medicamentos, o determinar la construcción de una unidad de medicina familiar, porque dichas facultades, quedarán centralizadas, desde la capital de la república.

“Les estamos dejando, dijo Zoe, solo aquello que tiene que ver con la operación cotidiana. Por ejemplo,   la conservación de alguna instalación, y algunas compras emergentes de montos menores, en ciertas claves de medicamentos, pero en lo general, la mayor parte de las adquisiciones , serán objeto de una estricta concentración, por parte del instituto”.

Es así como  los próximos Delegados en el IMSS  Tamaulipas, perderán facultades y el enorme poder que llegaron a tener, sus antecesores para decidir  y manipular contratos de medicamentos inflados en sus costos  de producción, prolongando por varias décadas, la cultura   de la corrupción y de los moches.

En este marco de acontecimientos, ya se da como un hecho, el desmantelamiento del actual equipo comandado por  Fernando  López  Gómez, y de su jefe el José  Ramón Gómez  Leal, el JR,  cuyo grupo sufre un fuerte golpe político, pues  se comenta que tenían  en el IMSS a su caja chica, a costa de los cochupos y  demás enjuagues, como el que fue evidenciado recientemente, en la grabación de una llamada telefónica.

——INVESTIGA LA UNIDAD DE INTELIGENCIA FINANCIERA A ALGUNOS SUPER DELEGADOS FEDERALES EN EL PAÍS-

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera  del gobierno obradorista, Santiago Nieto, informó  que, actualmente se está investigando a algunos super delegados federales en el país. Considerado  como el brazo ejecutor  de la 4T, en lo que se refiere a casos de corrupción, el jefe de la UIF dijo que se investigan diversas denuncias interpuestas contra  super delegados   de algunas entidades federativas.

Nieto reveló que,  de acuerdo a la Secretaría de la Función Pública, son nueve los  altos funcionarios que están bajo sospecha, pero  aclaró que hay dos casos en especial,  a los que les están poniendo la lupa.

—-RENUNCIÓ MARIO SORIA; NUEVA CONTRALORA, VIENE DEL GOBIERNO CALDERONISTA–

Por otra parte, intensos rumores  sobre la renuncia  del Contralor Estatal Mario Soria, en esta capital, al parecer habrían sido confirmados. El funcionario llegó con el equipo cabecista, desde octubre del 2016, en el arranque de la actual  administración estatal. Aunque  no se dieron a conocer los motivos, se sabe que, se sintió demasiado presionado y prefirió pedir su salida. Otros comentarios indican que lo estarían blindando, ante posibles andanadas por parte del adversario político, conocido como la 4T.

Se  sabe que Mario  seguirá  trabajando en otra area  del gobierno estatal. Por lo pronto,  su  retiro del escenario de palacio, se dio por la puerta grande, y contó con el espaldarazo de su jefe, el gobernador, mismo que reconoció los valiosos servicios que Soria Landeros, aportó a la causa  del gobierno panista.

En su lugar, fue nombrada la licenciada en economía Carmen Zepeda Huerta. Es egresada de la UNAM. Por cierto, a su paso por  la unidad de administración federal del IMSS, en el 2010, durante el gobierno de Felipe Calderón,  la hoy flamante Contralora, fue acusada en la revista Proceso de  afectar a dos millones  de pacientes con padecimientos crónicos degenerativos.

En aquel entonces, se  acusaba que mediante una círcular firmada por  la señora Zepeda, se había cancelado la compra emergente de medicamentos. Se dice que, la nueva servidora pública, podría ser apadrinada por el ex senador Roberto Gil Zuarth