En riesgo producción de alimentos, ante baja en presupuesto en el 2020.

220

Ramón Mendoza S

Reportero

La Dirigente Estatal de la Unión Campesina Democrática (UCD), Magdalena Pedraza Guerrero considero que el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 que ya fue aprobada por la cámara de diputados pone en riesgo la soberanía alimentaria de México por la disminución de recursos destinados al campo

Expresó que el recorte presupuestal, le cierra el paso a la producción de granos y hortalizas y coloca a más de cinco millones de productores agrícolas en una situación muy delicada, sobre todo en el  Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Sustentable del próximo año. 

Indicó que el campo es un sector es primordial para el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Advirtió que los estados del Bajío como; Guanajuato, Querétaro, Jalisco, San Luis Potosí, Aguascalientes y Michoacán, del Norte como Tamaulipas., Nuevo León, y Coahuila considerados como graneros y ganaderos de México, están ya en riesgo productivo por falta de agua y condiciones crediticias para la productividad.

“Son los campesinos los que están produciendo los alimentos que necesita este país, y no creo que sea con recortes como van a mejorar el déficit de alimentos que padecemos”, dijo la líder.

Precisó que no es sano debilitar al campo mexicano con el recorte aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2020.

Argumentó que el centralismo terminará por dañar severamente a los productores del país, sobre todo en Tamaulipas, donde una gran parte de campesinos siembran sólo para auto-consumo.

Sostuvo que los 20 mil millones de pesos recortados al presupuesto para Agricultura, le han causado un gran daño a toda la cadena de producción de la cual dependen millones de familias en México.

Pedraza Guerrero, mencionó que el campo en este momento necesita de aumento y no de recortes, porque nunca será suficiente el recurso que puedan destinar a uno de los sectores marginados y de los que más dependemos.

Señaló la líder de la UCD, que los diputados federales echaron por la borda la solicitud de aumento para el campo, y decidieron reducir hasta un 40% el presupuesto original de 65 mil millones de pesos que recibió la Secretaría de Agricultura en el presente año.

Ahora, dijo Pedraza Guerrero, los campesinos tendrán que producir con lo que tienen, y si en el pasado no tenían tecnología, pues estarán destinados a regresar a los orígenes de la agricultura, cuando se sembraba con yuntas y arado.

Indicó sin embargo que la decisión que tomó el Congreso Federal la semana pasada, no será motivo para no continuar con las movilizaciones y protestas, porque un país no puede salir adelante afectando al sector que le inyecta vida a este país.