Senador suplente por MoReNa. Faustino López Vargas.
  • Servicios públicos deben seguir siendo  gratuitos.
  • Contempla movilización social si es necesario.

Ciudad Victoria, Tamaulipas. 11 de diciembre de 2019.- La prestación del servicio de recolección de basura es responsabilidad legal del actual Ayuntamiento de Victoria y del resto de los gobiernos municipales de Tamaulipas, como lo dispone jurídicamente el Reglamento Municipal de Limpieza Pública vigente; constituye un servicio público y no debe tener un costo económico para los beneficiados porque va incluido en el pago del impuesto predial, afirmó el Doctor Faustino López Vargas, senador suplente de Morena.

El representante del poder legislativo federal, acusó al diputado del PRI, florentino Aarón Sáenz Cobos, de emitir de manera irresponsable las declaraciones en el sentido de que el servicio de recolección de basura debe tener un costo de 850 pesos en los municipios cuando el cómo legislador debe defender los intereses ciudadanos.

El galeno, calificó a Sáenz Cobos de trabajar en el Congreso atendiendo intereses ajenos al pueblo, y recordó que llegó a ser diputado por una negociación de la dirigencia nacional de la CNC sin que tuviera méritos propios. Logró la posición por amiguismo y por intereses de grupo. 

López Vargas, enfatizó que en el reglamento municipal no especifica cobro alguno por los servicios de recolección de basura, y si se quieren hacer modificación al mismo, se convocará al pueblo a realizar las manifestaciones públicas necesarias para evitar se cobre por la prestación de cualquier servicio básico. 

Como un ejemplo podemos mencionar que el ordenamiento municipal de Victoria referente a la limpieza pública dice: ARTICULO 2.- La prestación del Servicio de Limpia en el Municipio de Victoria, constituye un servicio público, estará́ a cargo del R. Ayuntamiento Constitucional a través del Departamento de Limpia, de la Dirección de Servicios Públicos Municipales. La aplicación de este reglamento corresponde a las autoridades señaladas.

Dijo que no descarta las posibilidades de hacer un extrañamiento público al diputado Florentino Aarón Sáenz Cobos, y ponerlo como un ejemplo negativo, como legislador al servicio del poder y no al servicio del pueblo.  De seguro esas declaraciones le darán algunos dividendos personales, pero debe evitar amenazas que dañan el patrimonio de los ciudadanos y provoca mayor irresponsabilidad de las autoridades locales.