Mucho ruido y pocas nueces

-Amague estatal a taxis irregulares
-Trabajadores del volante esperan a “reyes magos”
-Mal cierre de año de la Junta de Aguas y Drenaje

EN tema local, es muy probable que los beneficios de los “Reyes Magos” alcancen a los trabajadores del volante que no cuentan con concesión oficial por parte del Gobierno del estado de Tamaulipas.

Si no hay cambio de última hora, el próximo martes se instalará una mesa de trabajo en la Secretaría Estatal del Transporte con miras a regularizar la actividad de los llamados “taxis pirata”.

En un operativo que pudiera interpretarse como un mero “apretón”, el pasado sábado por la tarde, agentes de la Policía Estatal sacaron de circulación 13 unidades motrices también conocidas como “servicio alterno de transporte público”.

Minutos más tarde, más de 500 taxis que carecen de concesión para operar suspendieron su actividad generando un verdadero caos entre los usuarios de ese necesario servicio.

Los trabajadores del volante amagaron con bloquear los cruces más importantes de avenidas citadinas, exigiendo la suspensión del operativo hasta que se instalara una mesa de diálogo.

Funcionarios asignados a la Secretaría del Transporte aceptaron la negociación y cancelaron la labor de decomiso, tres horas después de iniciado.

Cabe señalar que durante el año que recién terminó, un operativo similar provocó enfrentamientos entre los taxistas y agentes policiales, luego de que los trabajadores del volante protestaron estacionando sus taxis frente a la presidencia municipal y la plaza de armas.

Por fortuna, el incidente no pasó de amagues, insultos, empujones y ponchaduras de neumáticos de grúas y algunas patrullas. En aquella ocasión, el gobierno estatal decidió retirar ese operativo en esta ciudad fronteriza.

La acción del pasado sábado provocó muchas dudas y conjeturas por la forma en que se llevó a cabo el decomiso de los trece “taxis pirata”.

Evidentemente, no se trató de un operativo en forma para el decomiso masivo, por lo que una hipótesis es asociada a una medida de presión y no necesariamente para corregir la irregularidad.

Al margen de reglamentos, lo cierto es que ese tipo de transporte no autorizado oficialmente tiene una alta demanda por parte de los usuarios del transporte público.

El rápido desplazamiento a un costo aceptable lo hace preferible al uso de las llamadas “peseras”, que en realidad son autobuses escolares que las instituciones escolares en los Estados Unidos de Norteamérica desechan, porque ya no tienen acceso al servicio de aseguramiento.

El amague oficial de fin de semana y la promesa de instalación de una mesa de diálogo en la Secretaría Estatal del Transporte, pudiera ser el inicio para la regularización del “servicio alternativo de transporte público”.

Estará por verse si los “Reyes Magos” contribuyen para que las personas que se dedican a esa actividad lo hagan de manera formal a través de la concesión estatal.

DESDE EL BALCÓN:
En mal cierre de año, la Junta de Aguas y Drenaje de la ciudad de Matamoros suspendió el suministro del vital líquido debido a una falla en la Planta Potabilizadora Número Uno.
Los usuarios de la paramunicipal recibieron ese “regalito de fin de año” desde temprana hora del pasado lunes.
En una mala decisión, la JAyD solo informó del problema a través de su cuenta de Facebook, provocando mayor descontento ante la falta oportuna de difusión del problema.
Ni hablar.

Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx