Juan Alonso Camarillo ex diputado local y ex dirigente del PRI en Tamaulipas Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) deberá de evaluar la posibilidad de otorgar candidaturas a personajes con suficiente solvencia moral y económica, que les permita recuperar espacios perdidos en los más recientes procesos eleccionarios.

Juan Alonso Camarillo señaló que ya sea candidatos internos o externos, el PRI deberá  pasar de ser un instituto político  operativo a normativo.

El ex diputado local y ex dirigente partidista, advirtió que en las condiciones actuales y siendo oposición es necesario facilitar la franquicia, titulo, membrete  y escudo del PRI a quienes  tengan la suficiente capacidad económica y moral para enfrentar un proceso electoral como el que se avecina.

“Precisamente estoy señalando que quienes deben soportar el trabajo  político son los candidatos que tienen interés en la siguiente elección, que les cueste a ellos,  nosotros solo les vamos a prestar la franquicia, el titulo o membrete  y escudo del PRI pero el trabajo lo van a ser ellos”.

Indico que en estos  momentos de transición son difíciles, y el planteamiento que hace es que  como  partido hay que  buscar candidatos  ganadores ya que  no se puede  seguir haciendo la política como cuando se estaba en el poder, ahora  hay que estar  consiente que son oposición.

“Una candidatura para una diputación  dependiendo del distrito requiere de una inversión de dos a cuatro millones de pesos, una candidatura a una presidencia municipal hasta de 10 millones de pesos, con estos nosotros vamos a pasar de ser un PRI operativo a un PRI normativo, eso es lo que tenemos que hacer bajo estas circunstancias” subrayo.

Juan Alonso Camarillo reitero que  buscar candidatos que ganen la elección y que ellos se encarguen de las estructuras es la mejor solución, por que como partido va a ser muy difícil,  crear y mantener la estructura entonces  tienen que ser los propios candidatos los que se encarguen de ello, aceptando incluso candidatos externos que puedan prestigiar y ganar la elección. 

“El gasto operativo de una elección entre menos presencia tengas más cara te resulta,  cuando tu tiñese una presencia política de año más barato te resulta el costo de inversión” exalto.