El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó los esfuerzos del gobierno de la Cuarta Transformación para detener la caída en la producción de petróleo y afirmó que desde 2019 se registró un repunte, por lo que este año espera que sea de crecimiento. 

“Si nosotros no intervenimos, si no invertimos, si no iniciamos el trabajo en nuevos campos, si no nos aplicamos, se hubiese terminado de hundir Pemex. ¿Qué es lo que celebramos ahora? Que se detuvo la caída en la producción y ya tenemos un repunte en la producción, en la extracción de crudo, y vamos a ir creciendo”, subrayó. 

De acuerdo con información de Petróleos Mexicanos la producción en enero de 2019 fue de mil 625 barriles diarios y en 2020 en el mismo periodo incrementó 109 barriles alcanzando los mil 734 barriles diarios. 

La proyección de la empresa indica que para el 31 de marzo de 2020 la producción llegue a los 289 mil barriles por día gracias a la entrada de pozos en campos nuevos entre febrero y marzo tras superar las condiciones climatológicas de diciembre y enero. 

En conferencia de prensa matutina, el mandatario sostuvo que Pemex es una empresa pública que pone por delante el interés general y no el de particulares. 

“Este diferendo que hay en los dos yacimientos o un mismo yacimiento, una parte se entregó a una particular con la reforma energética y la otra parte quedó en Pemex. Hay dos criterios: un criterio es que debe explotar el yacimiento la particular, el otro criterio es que le corresponde a Pemex (…) por potencial, por capacidad técnica, por experiencia y creo que así está pactado, le corresponde a Pemex la explotación”, explicó. 

El jefe del Ejecutivo indicó que el gobierno mexicano defenderá los recursos y la soberanía nacional sin cometer actos arbitrarios. 

Dijo que propondrá a las empresas mantener los porcentajes de participación para que al final del sexenio la proporción quede en 54 por ciento sector público y 46 por ciento privado.

“Estamos por llegar a un acuerdo con el sector privado definiendo bien los campos en que pueden ellos invertir en todo el sector. Ya se está invirtiendo en Pemex, hablamos de la contratación de servicios, se está haciendo con inversión privada. Se garantiza que no se modifiquen los 110 contratos heredados de la pasada administración producto de la reforma energética, esos se garantizan aunque había hasta motivos, en algunos casos, para cancelar esos contratos porque no están invirtiendo”, abundó.