Echan abajo boletas de transito por uso inadecuado de pruebas de alcoholemia

Ramón Mendoza S

Reportero

La prueba de alcoholemia es uno de los mecanismos que utilizan las autoridades de tránsito para afianzar la seguridad vial. 

Es la evaluación que realizan las autoridades de tránsito a los conductores para medir el grado de alcohol en la sangre (embriaguez). Para esto se utiliza un alcoholímetro o alcohosensor, que consiste en una caja portátil con una boquilla que el conductor debe soplar, y de esta manera, indicar el nivel de alcohol en la sangre de la persona evaluada.

Dicho mecanismo de acuerdo a lo establecido por el Juez del Tribunal de Justicia Administrativa Municipal de Victoria en Victoria Humberto Rubén Dragustinovis Perales está siendo impugnado entre otros conceptos, por los ciudadanos a los que han resultado sancionados en los operativos correspondientes.

“Lo que pasa es que son varias situaciones las que se pueden ir presentando,  el ciudadano tiene el derecho  de invocar lo que consideren pertinente, en ese sentido pues una parte  va dirigido a la falta de fundamentación  en la boleta de infracción  pero también se han presentado casos en donde alega efectivamente que la toma de medida de alcohol no es la correcta o están en desacuerdo a lo que debería de ser” enfatizo.

Cada vez que decide salir a cazar conductores ebrios, la Dirección de Tránsito instala sus retenes en lugares estratégicos de la ciudad o la carretera. Al lado del retén reservan un lugar, a donde conducen al “sospechoso” para que un médico, le realice la prueba del alcoholímetro.

“Hasta el momento ha seguido la misma tendencia, denuncias en contra de actos autoridad de la delegación de tránsito municipal” asevero.

El conductor sopla y el aparato marca el resultado, que luego imprime en una hoja, la cual sirve de prueba en caso de resultar positivo.

Pero, ¿qué tan certera es esa prueba? Es ahí donde surge la controversia que ha propiciado que todos los asuntos ventilados ante el tribunal sean echados abajo.

“Nosotros realizamos el análisis correspondiente  y en cada caso se determina la procedencia o no,  además de que no podríamos generalizar sin embargo se tiene que seguir cierto proceso a través de un perito médico que establezca el peritaje perotemente” acoto.