¿Cosas buenas que parecen malas?

105

-Divide criterios saludo a la madre de El Chapo
-AMLO obligado a proceder igual en otros casos
-Caballerosidad que daña una buena imagen

LA caballerosidad del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR hacia la señora madre de JOAQUÍN GUZMÁN LOERA, narcotraficante preso en los Estados Unidos de Norteamérica, prácticamente lo obligará a proceder de igual manera con progenitoras de otros delincuentes que enfrentan procesos judiciales en México o en el extranjero.

De igual manera, el tlatoani azteca tendrá que recibir y atender las misivas de atribuladas madres solicitándole su intervención en atención recíproca, equitativa y justa al saludo de mano en el poblado La Tuna del municipio de Badiraguato, Sinaloa.

Un proceder distinto colocaría en serio predicamento a quien ha dividido la opinión pública por el trato brindado, durante gira de trabajo, a la madre de uno de los narcotraficantes más poderosos y temidos en México.

LÓPEZ OBRADOR justifica su proceder con el argumento de que no es un robot y que actuó atendiendo un gesto de caballerosidad, incluyendo el saludo de mano en plena contingencia sanitaria, pues de no hacerlo así, hubiese sido una descortesía.

Donde la asiste plenamente la razón al presidente de la Cuarta Transformación es al aseverar que los padres-en este caso la madre-no tiene la culpa de las acciones o rumbo equivocado que tomen sus hijos.

Sin embargo, tampoco debe olvidar o pasar por alto la investidura presidencial, menos en ese tipo de asuntos escabrosos y mucho menos aun cuando está reciente la liberación de OVIDIO GUZMÁN, hijo de El Chapo, que dejó muy mal parado al Ejército Mexicano y otras fuerzas federales.

Tan simple que el jefe de la Nación hubiera comisionado al secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, ALFONSO DURAZO MONTAÑO, para dar seguimiento a la petición de intervención del gobierno Federal ante el gobierno yanqui para el otorgamiento de visa humanitaria a la madre del JOAQUÍN GUZMÁN LOERA, negada en primera instancia.

Desde una perspectiva que pretende ser lo más objetiva posible, el saludo de mano en el poblado La Tuna no se reduce a un mero acto de caballerosidad. No, en lo sucesivo el presidente de la 4T se verá obligado a atender peticiones de intervención en juicios penales y no necesariamente para la solicitud de visas humanitarias.

Cabe señalar que el actual régimen federal ha señalado al expresidente FELIPE CALDERÓN HINOJOSA como protector del Cártel de Sinaloa a través del ahora procesado en la Unión Americana, GENARO GARCÍA LUNA.

La liberación de OVIDIO y el saludo a la mamá de JOAQUÍN GUZMÁN podría producir una imagen negativa que, por supuesto, en nada abona la popularidad del creador del Movimiento de Regeneración Nacional.

Está muy reciente la doblegada del gobierno Federal ante la violenta presión ejercida por la organización criminal sinaloense que provocó que abortara la operación militar para extraditar a OVIDIO GUZMAN a la tierra del Tío Sam.

Cierto es que no se trata de un asunto que ponga en riesgo la gobernabilidad en el país, aunque, eso sí, se trata de la imagen y mensaje que una acción buena que parece mala, transmite a propios y extraños.

DESDE EL BALCÓN:
Dígase lo que se diga, lo cierto es que les asiste la razón a los empleados de la Junta de Aguas y Drenaje de la ciudad de Matamoros y de la clínica San Charbel al exigir equipo protector y mejorar los protocolos de seguridad para evitar el contagio del coronavirus.
Al dar positivo a Covid-19 el director de Geoinformática de la JAyD, MARIO CAVAZOS, provocó la alarma entre el personal de la paramunicipal y enfermeros del citado centro hospitalario privado a donde ingresó, el martes de la semana pasada.
Los empleados de Geoinformática en la Junta de Aguas permanecen en cuarentena, mientras que dos enfermeros y un menor presentan síntomas similares a los que provoca el coronavirus.
Ni hablar.

Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx