Ramón Mendoza S

Reportero

A pesar de la contingencia por el Covid 19, el ayuntamiento de Victoria obliga a pensionados y jubilados hacer largas filas para cobrar sus percepciones económicas.

Las autoridades locales ponen en riesgo la integridad de las personas y  permite u obliga la aglomeración sin la sana distancia, cubre bocas y otras medidas de prevención a la salud.

Sin embargo parece a que al alcalde Xicoténcatl González Uresti  no le importan las medidas de sana distancia ni exponer a este grupo vulnerable a las inclemencias del sol, pues personal de la Tesorería suspendió el pago hasta que no estuvieran formados sin importar sol o sombra.

Sin tomar en cuenta la sana distancia, los jubilados y pensionados pasaron un buen tiempo formados para ingresar a las oficinas.