José Andrés Suárez Fernández Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

Junto a las autoridades de 225 universidades del país, la Secretaría de Educación Pública (SEP) de forma coordinada trabajan en un protocolo para la impartición de clases presenciales. 

El retorno a los salones de clases se ha convertido en uno de los temas más importantes del plan de regreso a la nueva normalidad durante la contingencia sanitaria por la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2.

El Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) José Andrés Suárez Fernández indicó que si el semáforo   está verde para el mes de julio, se programarán clases presenciales direccionadas a estudiantes que no pudieron tomar sus asesorías en línea.

Apuntó que el presente ciclo escolar se concluyó a distancia y destacó que este lunes inició también en ese mismo tenor el período de Verano el cual sirve para que estudiantes rezagados se regularicen o que quieran adelantar materias lo puedan hacer.

Refirió que si en julio se autoriza el semáforo verde se llevarán a cabo las clases presenciales de regularización y así en el mes de agosto todos puedan inscribirse con el periodo normal cumplido.

Asimismo señaló que en caso de que las autoridades no decreten el semáforo verde, en el mes de agosto luego de realizar el proceso de inscripciones se aplicará un plan b con el cual se pondrá en marcha el ciclo de forma virtual.

El Rector agregó que un 2.7 del porcentaje de estudiantes que hay en la máxima casa de estudios en Tamaulipas, no lograron conectarse por distintas circunstancias en este período que acaba de finalizar.