Mario Alberto Ramos Tamez diputado federal de Tamaulipas Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

A consecuencia de la emergencia sanitaria por COVID-19 se han perdido 346 mil 878 puestos de empleo formal entre el 13 de marzo al 6 de abril en todo el país según cifras oficiales.

En 2019 se generaron 342 mil 077 empleos formales en el país, pero con la pérdida de puestos de trabajo por la contingencia, en menos de un mes se han perdido esas plazas que se habían generado el año pasado.

En este sentido, el diputado federal Mario Alberto Ramos Tamez considera preocupante que ante el alza en las fuentes de empleos se vayan a generar situaciones antisociales como la inseguridad.

“Lamentablemente a la hora de tener desempleo, pues todas esas personas se tienen que emplear de una manera, hemos visto el antecedente de Tamaulipas, cuando no hay creación de empleos, lo que incrementa es la delincuencia lamentablemente a pesar de la lucha que se está haciendo en Tamaulipas y como se han reducido estas cifras”, comentó.

Los más de 30 mil empleos formales que se han perdido en Tamaulipas  respecto a la pandemia por Coronavirus, podría desencadenar en que estas personas acudan a prácticas ilícitas para poder llevar un sustento a su hogar.

Ramos Tamez, indicó que es alarmante que ante esta falta de empleos en la desesperación algunas personas decidan buscar maneras ilícitas obtener dinero.

El diputado federal, señaló que esta situación es impresionante, pues se han dado a conocer algunas cifras en donde se señala que habrá 10 millones de pobres más en el país, lo cual sería carne de cañón para las células delictivas.