José Luis Loperena González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Victoria Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

Sería un retroceso letal para el sector productivo y comercial  de Tamaulipas, si las autoridades de salud en Tamaulipas suspenden la “Nueva Normalidad” y  deciden retornar a la fase cuarentenaria por el posible rebrote del Covid 19 en la que la sobrevivencia comercial se pondría en recesión total.

Y es que para el comercio establecido en Victoria, también “sería la expiración” que las autoridades volvieran a cerrar los negocios y ya no habría comerciante que lo aguantara.

“El tema de la sociedad, de los puntos rojos que hay en los distintos puntos de la ciudad donde hay mucho convivio o áreas sin medidas o estándares de salud, que se regularán antes de venir a afectar el comercio” comento José Luis Loperena González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Victoria.

Señalo que antes de mantener detenida la tercera fase de apertura productiva los empresarios piden al estado analizar los efectos que esto constriñe “Están esperando a hacer un frente precisamente para eso, para evitar que nos cierren los negocios porque obviamente no habría negocio que lo aguantara”.

Expuso que esto sería catastrófico para todos, pues el paro sus actividades afectarían también a la ciudadanía en general, por lo que advirtió que sería mejor que los gobiernos atendieran más donde la gente se aglomera, como fiestas, espacios para hacer ejercicio, etcétera, pues ahí es donde más se contagian y no en los comercios donde si acatan las reglas de sanidad. 

Así mismo resaltó que el levantamiento de la contingencia aquel 16 de marzo, fue muy apresurada, pues aún no había contagios en exceso para haber restringido todo y afectar la economía a la magnitud que se encuentra actualmente.

“Fue un tema que posiblemente fue apresurado, el mismo desconocimiento a nivel nacional y el controlar lo más que se pudiera en su momento”, finalizó.