Vecinos del Fraccionamiento Paseo de las Américas, denunciaron que desde hace 15 días quedó abandonada una obra, presuntamente de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa), siendo un riesgo para los habitantes. Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

A pesar de los continuos reportes ciudadanos, la Comisión Municipal de Agua Potable (Comapa) en Victoria hace caso omiso de las quejas al dejar trabajos inconclusos en detrimento de la población y representando un riesgo por la profundidad de las zanjas que deja abiertas.

Desde hace 15 días que los vecinos de la Avenida Las Américas con Isabel La Católica Fraccionamiento Paseo de las Américas, tienen que soportar una zanja de drenaje dejada abierta por los trabajadores de la paraestatal que al intentar reparar una fuga de agua, dejaron los trabajos inconclusos.

De acuerdo a la versión de vecinos del sector, la COMAPA abrió esa zanja aparentemente para reparar una fuga de agua o drenaje, pero no ha vuelto a reanudar los trabajos, y con el paso de los días y las lluvias que han caído dicha zanja se convirtió en un profundo holló difícil de sortear por peatones y automovilistas.

“Ya tenemos más de 15 días reportando la zanja que dejaron abierta, nadie de la Comapa nos ha hecho caso, y la situación sea vuelto altamente peligrosa porque nadie puede transitar por esta calle, es un peligro, los vecinos se tuvieron que apoyar entre ellos para sacar un vehículo frente a su cochera porque cayo en la zanja, es insoportable la situación para todos los que vivimos o trabajos por aquí” afirmo Graciela N.

Sin embargo, los vecinos de esa zona, tienen que soportar el peligro que representa la zanja abierta, que tiene una profundidad importante y abarca varios metros de la cuadra de largo.

“Disque arreglaron una fuga hace como dos semanas pero dejaron peor y ayer con la lluvia se hizo esto, los vecinos ya no pueden sacar su carro, un vecino se quedó atorado en la zanja y mi papá lo jaló con el jeep”.

A lo largo de la calle Avenida Las Américas con Isabel La Católica, la tierra extraída de la zanja se encuentra en las aceras y tapando las entradas a los domicilios, haciendo imposible toda circulación.

El señor Luis Homero, es uno de los más afectados por esta obra inconclusa de COMAPA, manifestando que ya se quejaron ante la dependencia, pero que no les han hecho caso y de esto ya han pasado 15 días de estar soportando los hoyos

dejados por los empleados de la paraestatal, además de que la entrada a todas las casas de la calle, se encuentran tapadas por la tierra extraída de la zanja.

Extraoficialmente, se ha sabido que la zanja fue abierta sin tener el material que usarían para la obra, aún no les ha llegado a la COMAPA y por lo tanto, los trabajos se encuentran suspendidos, pero la zanja sigue abierta, con las consecuencias negativas para los vecinos.