Honorio Cortázar Salazar Delegado Federal del Infonavit en Tamaulipas Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

Inicialmente el INFONAVIT   esperaba colocar en este 2020 únicamente 14 mil financiamientos de créditos (Unamos), de los cuales aun sin finalizar el año  se han otorgado el 95% en sólo cinco meses.

Los créditos otorgados bajo el esquema Unamos Créditos hasta el momento representan una derrama económica de 4 mil 337 millones de pesos.

Honorio Cortázar Salazar delegado federal de esta institución en Tamaulipas señalo que con los objetivos de que más mexicanos puedan formar un patrimonio y de seguir contribuyendo a la reactivación económica del país, el Consejo de Administración del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) aprobó otorgar 14 mil créditos más en este año bajo el esquema Unamos Créditos, lanzado en febrero. 

“Inicialmente, se proyectaba otorgar únicamente 14 mil financiamientos de este tipo en 2020; sin embargo, ante la alta demanda de este esquema de crédito y el avance de 95% en la colocación en tan sólo cinco meses, se aprobó duplicar la meta” explico.

Esta cifra es nacional donde Tamaulipas también tiene un número importante de créditos otorgados a los derechohabientes.

De esta forma, se espera que, tan sólo durante 2020, 28 mil trabajadores unan sus créditos y adquieran una vivienda de mayor valor y mejor ubicación, sin la necesidad de mantener una relación jurídica; es decir que pueden juntar sus financiamientos familiares, amigos, parejas que no estén casadas o del mismo sexo. En total, en este año, Unamos Créditos significará la adquisición de al menos 14 mil hogares por parte de las y los trabajadores.

“Al 19 de julio, se han otorgado 13 mil 260 créditos, para la compra de 6 mil 630 viviendas, con un valor promedio de 669 mil 978 pesos. Otros, 3 mil 186 créditos se encuentran en proceso de inscripción y/o escrituración”.

Los financiamientos otorgados bajo el esquema Unamos Créditos hasta el momento representan una derrama económica de 4 mil 337 millones de pesos, lo que no sólo permitió contribuir a la reactivación económica del país; sino también dio acceso a las y los trabajadores de menores ingresos a una vivienda de mayor valor y mejor ubicación, cerca de los centros laborales.