Ramón Mendoza S

Reportero

Cuando aún no cesan los efectos de la tormenta “Hanna”, la alerta ahora se centra en la formación de una nueva tormenta tropical que se dirige hacia el Mar Caribe y el Golfo de México.

Con un 80 por ciento de probabilidad para desarrollo ciclónico en el pronóstico a 48 horas, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de la Comisión Nacional del Agua (CNA) dio a conocer que vigila una zona de baja presión que se localiza en el Océano Atlántico.

Moviéndose sobre aguas cálidas, la probabilidad de que se convierta en depresión o tormenta tropical durante los próximos cinco días es del 90 por ciento.

El SMN detalló que la zona de baja presión se localiza aproximadamente a cuatro mil 700 kilómetros al este de las costas de Quintana Roo. 

Con desplazamiento en sentido oeste-noroeste, mantiene 80 por ciento de probabilidad para desarrollo ciclónico en el pronóstico a 48 horas. 

Cabe señalar que el SMN señaló que por el momento dicho sistema de baja presión no representa riesgo para el territorio nacional.

Meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes  (NHC) de Estados Unidos vigilan un sistema de baja presión situado aproximadamente a mil 600 kilómetros al este de las islas de Barlovento, las más orientales de las Antillas Menores.

Se espera que las condiciones medioambientales se hagan más favorables para la formación en un día o dos de la depresión o tormenta tropical “Isaías”.

De acuerdo con el pronóstico del NHC con sede en Miami,  la zona de baja presión avanzará en dirección oeste a oeste noroeste a una velocidad de 24 a 32 kilómetros por hora y puede empezar a afectar partes de las Antillas Menores el próximo miércoles.