La grande equivocación de AMLO

El entonces candidato a la Presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador, aventuró una cifra que a su juicio la Nación perdía por los efectos de la corrupción: 500 mil millones de pesos al año. Como pocas veces, ocurre con sus apreciaciones: falló.
Se quedó corto.
Muy corto.
Sólo en el Sector Salud, en el sexenio del Presidente –priista, para que no se olvide– Enrique Peña Nieto, se ejerció un presupuesto, como sigue –cifras cerradas–:
2013: 121 834 000.
2014: 120 828 000.
2015: 121 772 000.
2016: 132 216 000.
2017: 132 060 000.
2018: 122 557 000.
Total: 751 267 000.
En el rubro de las medicinas, según estudios de los expertos, se utilizaron aproximadamente 240 mil millones de pesos. Estos proveedores, se hincharon. Vendían al precio que deseaban, entregaban productos caducos, y cobraban sólo por intermediar con las compras: ellos, sólo localizaban en el extranjero a los grandes laboratorios y los acercaban al gobierno federal para que abastecieran al Sector Salud.
Es decir: sin que esos insumos para la salud de los mexicanos, mancharan sus manos.
Repugnante: esos empresarios de la salud, eran Miguel Ángel Osorio Chong, Manlio Fabio Beltrones, Roberto Madrazo, Emilio Gamboa Patrón y el mismísimo Secretario de Salud –dos años, y cuatro Sub secretario– José Narro Robles.
¿Cuánto se llevaron a sus bolsillos en el sexenio de Peña Nieto sólo en el renglón de las medicinas?
(Faltaría el saqueo a PEMEX, el Aeropuerto inconcluso, los negocios de las Aduanas, la venta de protección al crimen organizado, los gastos onerosos, y las compras suntuosas como el avión Presidencial)
A ojo de buen cubero: aproximadamente, 100 mil millones de pesitos. (En dólares, al tipo de cambio de esos años: algunos 7 mil millones de cueros de rana).
Sin duda:
¡Cuán equivocado, estaba el casi siempre certero López Obrador!