Por Alberto Guerra Salazar

En medio del huracán, cuando todo está en su contra, con la imagen por los suelos y arrastrando muchas acusaciones, el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca sacó un conejo de la chistera para distraer la atención del respetable.

Se le ocurrió al mandatario panista, inventar una investigación judicial en contra del PRI del año 2010, por la presunta entrega de sobornos de manos de Emilio Lozoya Austin, el villano favorito de moda.

La historia está jalada de los pelos, pero no es la primera maquinación armada por el gobierno de los vientos del cambio y que el peso de los hechos ha derrumbado, como por ejemplo el juicio contra asesinos de paja en Nuevo Laredo, en el caso del asesinato del periodista Carlos Domínguez Rodríguez.

Se trata a todas luces de una maniobra desesperada para quitarle de encima los reflectores a Cabeza de Vaca, inmerso en un montón de escándalos como los sobornos que recibió siendo Senador de la República, el uso de facturas falsas, la bancarrota gubernamental, la crisis sanitaria, etcétera.

Utiliza otra vez el mandatario panista como instrumento de golpeteo político, al fiscal general de Tamaulipas Irving Barrios Mojica, a quien hizo participar en el programa noticioso de Ciro Gómez Leyva en la Ciudad de México.

A muy alto costo, se abrieron los micrófonos de esa empresa metropolitana, para que Irving hiciera revelaciones que en otras circunstancias le habrían provocado la inmediata destitución, por violar el debido proceso.

El abogado general del gobierno estatal ventiló públicamente en el programa de Ciro, detalles privados de una supuesta investigación en torno de la presunta entrega de dinero sucio, a la campaña del PRI a Gobernador, en 2010.

Les gustó a Cabeza y sus contlapaches, el tema de Odebrecht y Lozoya Austin porque es un escándalo nacional e internacional, a resultas del cual, el ex director general de PEMEX está preso y sometido a juicio.

Inventaron que la empresa brasileña tuvo interés en 2010 en entregar subrepticia e ilegalmente, dinero para la campaña del PRI de Tamaulipas a través de Lozoya, según ellos, para que cuando ganaran el poder, les dieran contratos en proyectos hídricos, energéticos y de transporte.

La patraña cae por su propio peso, a partir del hecho de que el gobierno de Tamaulipas, ni ahora ni nunca, ha otorgado contratos en proyectos hídricos, energéticos o de transporte.

Carmen Aristegui también abordó el tema en su portal, repitiendo el mismo sketch, pero con el añadido final, de que no hubo obras asignadas por Egidio a cambio del presunto soborno.

El ardid era golpear la imagen del PRI y de uno de sus ídolos recientes, Rodolfo Torre Cantú, asesinado a unos cuantos días de ser electo en las urnas como Gobernador de Tamaulipas, en 2010.

El presidente del partido tricolor, Edgar Melhem Salinas, reaccionó airado ante el infundio y pidió que hagan todas las investigaciones que quieran, en la seguridad de que no descubrirán nada turbio, prohibido, vergonzoso.

Tucos oficiales y oficiosos retomaron con singular alegría la patraña ventilada en el programa de Ciro Gómez Leyva, lo que confirma que tiene patrocinio gubernamental azul, para echar lodo sobre las siglas del PRI y la imagen de Rodolfo.

El gobierno de Cabeza de Vaca cumplirá en octubre cuatro años de vigencia y en ese lapso no ha cumplido ninguna de sus promesas de campaña y tampoco ha construido en ninguno de los 43 municipios, una obra digna de mención.

Al contrario, ha contratado préstamos bancarios por miles de millones de pesos con pretexto del combate a la delincuencia pero los índices criminales están creciendo; entregço a la iniciativa privada el servicio de la video-vigilancia.

Por pertenecer al grupo de Gobernadores del PAN, Cabeza ha hecho personal la rivalidad contra el gobierno federal, de MORENA, distinguiéndose por sus continuos ataques y descalificaciones a la gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por necedad, obcecación, infantilismo y capricho, Cabeza de Vaca menospreció la creación del Instituto Nacional de la Salud para el Bienestar, INSABI, negándose a firmar la adhesión de Tamaulipas.

Sin embargo, tuvo qué tragarse su orgullo y reconocer implícitamente que cometió un error, cuando aceptó firmar el acuerdo con INSABI, para que Tamaulipas pueda recibir el beneficio de cuantiosos recursos federales.

También es dado al turismo político pues cada semana desatiende los asuntos oficiales, por viajar a diferentes ciudades del país, donde el GOAN realiza reuniones con el pretexto del Covid-19 pero que terminan con pronunciamientos contra AMLO.

El próximo mes, INE e IETAM instalarán los respectivos procesos para la renovación de 43 Ayuntamientos, 9 diputaciones federales y 22 diputaciones locales de mayoría relativa.

El desenlace electoral ocurrirá el domingo 6 de junio de 2021.

Por ser un partido venido a menos, el PRI registrará candidatos pero con pocas oportunidades de éxito en las urnas, pues la confianza ciudadana está repartida entre el PAN y MORENA.

Será sin embargo una competencia muy interesante, intensa y compleja, pues el partido tricolor sabe que debe coaligarse con otro partido, para tener acceso a un mayor número de espacios legislativos y de Ayuntamientos.

El enigma es a quién decidirá apoyar el PRI en la contiende de 2021, pues si bien es cierto que el PAN gobierna en Tamaulipas, MORENA es el partido de la mayor expectativa de éxito, gracias a la magia del nombre de López Obrador.

Además, las campañas de proselitismo tendrán una dimensión diferente debido a la epidemia de coronavirus. No estarán permitidas las concentraciones como en el pasado, y los candidatos tendrán qué apoyarse en las redes sociales para hacer presencia y presentar sus propuestas.

Cabeza de Vaca sabe que el enemigo a vencer es MORENA, pero se entretiene atacando con su estilo característico, al PRI, seguramente para entrar en calor, preparando el terreno, sabedor de que no las tendrá todas consigo como en el pasado, por una sencilla razón:

No se permitirán los fraudes electorales, que son ahora, delitos graves, con cárcel y sin derecho a libertad bajo fianza.

(Agencia de Servicios Informativos).