Ruedan las primeras encuestas en Victoria, Tamaulipas

Coinciden diversos sondeos previos a la candidatura y a la elección del 2021 por la alcaldía de Ciudad Victoria. 35 por ciento Eduardo Gattás; 17 por ciento Ismael Valdez –el Rocket– y 13 por ciento Américo Villarreal Anaya en tanto Felipe Garza Narváez, apenas logra un 12 por ciento.
Eso digámoslo al interior de MORENA.
En cara a cara con otros candidatos, Gattás deja muy atrás a los panistas: apenas obtienen un 20 por ciento de aceptación.
El único político –que fue medido en este ejercicio demoscópico– que podría enfrentar con elevados grados de competencia es el ex alcalde priista Oscar Almaraz Smer. En un frente a frente, el priista y el morenista, salen tablas, empatados, equidistantes.
(No se ha hecho esa mecánica con Enrique Cárdenas del Avellano ni con Ricardo Rodríguez Martínez, que también han mostrado interés en competir bajo la bandera del lopezobradorismo).
Gattás, lleva ventaja a sus compañeros de partido: fue candidato hace dos años y no ha dejado de activar.
(La escasa presencia del senador Villarreal Anaya, puede explicarse porque luego de ganar por la inercia de la campaña de AMLO, se tiró a la hamaca: no contesta llamadas a quienes le dieron su voto, y a su comité de campaña lo tiene en el olvido. No se diga de los electores: no han visto ni sus luces).
Otro elemento que dilucida el bajo consenso del cardiólogo victorense es su poca participación en el Senado y su escasa presencia en el escenario político regional.
Ese indicador, debilita al Senador en la carrera por la gubernatura.
¿Qué partido puede confiar en un candidato que en su casa apenas rebasa el 10 por ciento de simpatías?
¿MORENA arriesgaría su sonriente futuro electoral en la entidad, con un perdedor como Ameriquito?
Así las cosas, a casi 20 días de iniciar el año electoral 2021.