Ya nomás quedan tres…

José Ángel Solorio Martínez

Dos precandidatos de MORENA con rumbo a la gubernatura de Tamaulipas, se desinflaron. O más bien: los debilitaron sus propios hierros; sus muy particulares tropiezos. Los dos, reynosenses. Ambos, con un carácter que desborda la sensatez y la modestia.
Uno se llama, Héctor Garza González; el otro: José Ramón Gómez Leal.
Garza González, fue removido sin explicaciones válidas o claras, del monumental cargo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) –algo así como el Oficial Mayor– a la menguada Oficialía administrativa de la Secretaría de Gobernación.
Los más altos representantes de la educación técnica de Tamaulipas, hasta hoy, se quejan de que Héctor los obligaba a subvencionar sus giras de proselitismo. Esa conducta, cada vez era más extensiva, como cada vez eran más las exigencias del funcionario sobre todo con los directivos de los CBTis.
No es descabellado, inferir que eso reventó el proyecto de Garza González para Tamaulipas.
Ahora despacha en un oscuro cargo en la Segob.
(Eso de manejar un presupuesto de más de 250 mil millones y luego ser enviado a otro cargo donde el presupuesto es de 5 mil millones, no puede ser visto mas que como una degradación de sus responsabilidades).
El caso del súper delegado del Gobierno federal, JR, es más grave. En múltiples informaciones manejadas por diversos medios de seriedad irrefutable, se afirma que está siendo investigado por diversas instituciones norteamericanas de Justicia. Se asegura, que se le sigue la pista por lavado de dinero y otros excesos con divisas en Estados Unidos.
JR, tiene varios antecedentes del tipo del cual sospechan los investigadores norteamericanos. Es extremadamente conocido, sus sociedades económicas con actores de penumbroso origen monetario. (Alguna vez, tuvo que salir huyendo despavoridamente hacia Mc Allen, Texas porque sus asociados le reclamaron airadamente el mal manejo de sus establecimientos).
Esas presunciones, se volvieron certezas, cuando los sabuesos gringos exhibieron sus pesquisas.
En suma: el Guasón y el JR, han sido casi borrados de la contienda del 2022 tamaulipeco.
Ya puede decir MORENA –como el asunto de los cochinitos–:
–De los cinco que tenía (Rodolfo González Valderrama, Héctor Garza, José Ramón Gómez, Américo Villarreal Anaya y Adrián Oseguera), ya nomás me quedan tres (Rodolfo, Oseguera y Ameriquito)…