Ramón Mendoza S

Reportero

Comerciantes ambulantes reportaron que las ventas de productos alusivos a las fiestas patrias bajaron hasta un 80 por ciento, situación que atribuyeron a la crisis económica de las familias capitalinas y los efectos de la pandemia por Covid 19.

Dijeron incluso que ya no invertirán en nuevos  productos y los únicos que han sacado al mercado son los de los sobrantes del año anterior, en la que incluso, vendedores foráneos que regularmente aparecen en estas fechas,  han declinado su arribo.

Paulino Cortes  dirigente de los ambulantes dijo que tan solo en el centro de la cabecera municipal rondan aproximadamente 15 vendedores de artículos como banderas, cornetas, entre otros.

Uno de los comerciantes, explicó que algunas personas se acercan a su puesto sólo para preguntar el costo de artículos, sin embargo, no adquieren ninguno.

“Los precios son los mismos que los de hace un año, ahorita lo que más vendemos son los corbatines, y aretes que es lo barato”, mencionó.

Así mismo comento que la competencia es fuerte, debido a que en muchos lugares también venden artículos de fiestas patrias, solo que una poco más barata.

Y a menos de dos semanas de que llegue el 15 de septiembre, fecha  que se conmemora la noche del grito la Independencia, además de las festividades del 16, los comerciantes del primer cuadro de la ciudad no invertirán en artículos de fiestas patrias.

Apuntó que hay muchos de sus compañeros que venden artículos de temporada, sin embargo expuso que ante las bajas ventas por la pandemia ya le comentaron que no van a surtir, lo que van a hacer es sacar toda la mercancía que tienen guardada como banderas, broches, y otros suvenir del día de la iniciación de la Independencia.

“Esperemos que haya patriotas de corazón para que consuman lo que es de septiembre, hay muchos compañeros que venden lo que es de temporada esperemos que sean mexicanos de corazón”, expresó el líder.

Asimismo agregó que no van a surtir ya que incluso dijo no ha proveedores, por lo tanto van a sacar la mercancía que les quedó del año anterior para rematar artículos que no tienen caducidad como maracas y banderas.