Ramón Mendoza S

Reportero

El regidor José Mercedes Benítez Rodríguez  sostuvo que a dos años de la administración del alcalde Xicoténcatl González Uresti, “Es evidente que le quedó grande la silla, no ha cumplido con sus funciones, no ha tomado decisiones, por el contrario el municipio está sumido en crisis financiera, no hay trasparencia, hay opacidad en recursos públicos y cero desarrollo social”.

El asambleísta local aun analiza los problemas urbanos y de servicios que registra la capital desde hace dos años, y el futuro inmediato resulta incierto ante una administración municipal errática.

Esta indiferencia ha puesto en claro que a  la actual administración de Victoria le quedó grande la alcaldía, esto debido a los pésimos resultados que han entregado, pues se pueden ver en las carencias de servicios básicos.

“Si, lamentablemente los hechos y los resultados ahí están, no necesitamos más que verlos y escuchar la opinión de la ciudadanía para ver qué le ha quedado a deber a la ciudad, que les quedó grande la alcaldía a esta administración”, comentó.

Refirió que el superficial arbitrario y mal manejo de la problemática social del municipio,  desde que tomo el cargo en octubre del 2018 ha provocado un estallido social y una crisis en el sistema de gobierno en la capital tamaulipeca.

El priista, Benítez Rodríguez, insistió en señalar  que basta con ver el estado en el que se encuentra la ciudad y los comentarios de la gente.

Reiteró que esto ya ha quedado en manifiesto de parte de los victorenses quienes son los que al final de cuentas evalúan el trabajo del edil, y ya lo hicieron al desaprobar las acciones que ha realizado González Uresti.

“Podrán decirse muchas cosas, hacerse un documento muy bonito, pero la realidad es otra se le ha quedado a deber a los ciudadanos, ellos son los que ya evaluaron su gestión y al PAN”, concluyó.

Indicó que “La noticia buena es que ya le queda menos tiempo a Xico como alcalde”, pues “su manera de gobernar la capital  ha venido de menos a peor, no ha habido algún acontecimiento que pueda ser reconocido de manera franca por los victorenses. 

La capital tamaulipeca  está sumida en una crisis en todos los aspectos, social, económica, inseguridad… No hay hasta este momento alguna evidencia que los capitalinos puedan reconocer.

Insistió en que “No hay acciones que puedan ser reconocidas o consideradas como logros, en dos años se ha agudizado una crisis que en nuestro estado no se vivía de unos años para acá en esta ciudad Victoria”.