Ramón Mendoza S

Reportero

La Administración de Xicoténcatl González Uresti es calificada como incapaz e irresponsable por parte de la bancada de regidores del PRI en el cabildo de Victoria.

Itzcalli Anzures Silva, Marisela Guajardo Maldonado, Horacio Reyna de la Garza y José Mercedes Benítez coinciden al hacer un análisis sobre el 2o Informe de Gobierno Municipal.

Mientras que el edil destacó los logros alcanzados durante el segundo año de su administración, los priistas  lo contradijeron al comentar que no ha cumplido con sus compromisos de campaña que hasta la fecha siguen esperando.

Un gobierno incierto, sin ningún proyecto de administración, que desde  el inicio de gestión rompió con el proyecto fallido de la calle Hidalgo, el estancamiento económico de la región y los desaciertos en materia de transparencia y rendición de cuentas.

Y es que dijo que desde que comenzó este año 2020 la situación se ha ido agravando más, pues el presupuesto aprobado ha tenido un mal balance al privilegiarse muchos servicios intangibles, así como el arrendamiento de maquinaria a costa de la obra y la inversión pública.

“Ciudad Victoria es uno de los municipios menos creativos en busca de soluciones para amortiguar los impactos económicos y sociales que ha generado la pandemia y el desarrollo social, Ciudad Victoria lejos de estar sanada esta en agonía, esta incomoda, esta desasolada” argumentaron.

Los asambleístas aseguran que “Xico” y el “Pan” le siguen debiendo a los victorenses, con promesas de campaña incumplidas, compromisos puntuales sobre generación de empleos, agua potable, siendo una de sus primeras asignaturas es la atención al comercio local.

“Otro de los temas que tampoco se tocó con la seriedad debida en este 2º informe de gobierno es que en el mes de julio el 80 por ciento de la población tendría agua, y ustedes lo ven, y un tercer punto es el tema del alumbrado público, la ciudad esta oscura, ellos dijeron sobre la reparación de mil 900 luminarias donde s eles sigue debiendo a la ciudadanía”.

Y sumado a los desaciertos del año pasado el edil sigue “echando culpas2 cuando es su responsabilidad gobernar esta capital.

“Ahora se suman 7 desaciertos, se siguen cayendo la atención de los servicios públicos, la recolección de la basura, el agua, alumbrado público, empleo temporal, finanzas sanas y bien aplicados los recursos”.