Niega vocería que exista una ola de desapariciones.

Ramón Mendoza S

Reportero

El vocero de Seguridad Pública en Tamaulipas desmintió que exista una ola de desapariciones en la entidad como ha circulado en redes sociales, ya que solamente se tienen tres denuncias formales de mujeres desaparecidas, de los cuales dos casos ya fueron esclarecidos.

Luis Alberto Rodríguez, precisó que la situación es que las denuncias se hacen en redes sociales y no formalmente ante las autoridades, que es como podrían actuar para que se proceda con la búsqueda.

“Se requiere de una denuncia, ya no son 72 horas para la búsqueda. Si alguna persona sabe de desaparición puede acudir ante la autoridad para hacer el protocolo y apoyo a la familia”, dijo.

El vocero de seguridad del Gobierno de Tamaulipas, informó en entrevista que el asesinato de la joven Karen en Matamoros, pudo haber sido cometido por una persona de su cercanía.

Y es que según la línea de investigación del caso, pudo haber sucedido con Karen lo que le sucedió a Lizbeth, encontrada sin vida en aquel mismo municipio el mes pasado (agosto), donde un familiar suyo fue quien la asesinó, después que la antes mencionada, pasara de los Estados Unidos hacia Matamoros; hoy el responsable ya fue enjuiciado por la Fiscalía debido a su grave delito.

Ante esto, Rodríguez Juárez detalló que las indagaciones con el caso de Karen, tienen semejanza con el de Lizbeth, por lo que hay sospecha de que alguien cercano a ella, pudo haber cometido el reprobable delito.

“En el caso de Karen se están siguiendo todas las líneas de investigación, inicialmente se estaría apuntando que sería una situación de su círculo cercano y aunque no hay evidencia plena, se empieza a tener esa información»”, expuso Rodríguez Juárez.

El vocero descartó que haya sido un acto relacionado a la delincuencia organizada o que un familiar suyo le haya privado de la vida, sino que puede ser alguien relacionada a ella de manera directa.Hoy se recuerda a Karen Berenice López, joven de 27 años, quien desapareció el pasado 30 de agosto y apareció sin vida y con huellas de violencia flotando sobre un canal de aguas negras el pasado 3 de septiembre.