Alfonso Salinas Flores Presidente del Colegio de Notarios Públicos en Tamaulipas. Foto Mendoza

Ramón Mendoza S

Reportero

Morir intestado es uno de los factores principales para generar problemas que llegan a provocar incluso la separación de familias.

Por ello el mes de Septiembre es considerado el Mes del Testamento, en el que se fomentan acciones para que la ciudadanía realice este proceso y al morir no se hereden problemas.

De acuerdo a lo establecido por Alfonso Salinas Flores Presidente del Colegio de Notarios Públicos en Tamaulipas un testamento es un instrumento legal que es otorgado ante un fedatario, en el que se manifiesta la voluntad sobre el destino que tendrán nuestros bienes y derechos cuando morimos.

Lamentablemente entre la ciudadanía tamaulipeca existe poca cultura del testamento.

“Pese a ser una herramienta que da tranquilidad, estadísticas de la Secretaría de Gobernación indican que hasta el 2018 solo 4% de la población contaba con este trámite; para el 2019 y pese a las constantes campañas la cifra aumentó a 5%, lo que representa que solo 1 de cada 20 ciudadanos cuenta con ello” estimo.

Indicó que “Hace falta un poco más de difusión porque generalmente se aprovecha el mes de septiembre para más publicidad, pero debería haber más conocimiento de manera constante al público por todos los medios”.

Este trámite es una opción para evitar conflictos futuros, “De esta manera no se heredan problemas, hacer un testamento debería de ser como aseguran un vehículo y así dejar el patrimonio familiar asegurado, ya que morir intestado es dejar una manzana de la discordia”.

De acuerdo con datos  de            la Secretaría de Gobernación (Segob), el Registro  Nacional de Avisos de Testamento (RENAT) cuenta con 5 millones  de testamentos, esto significa que solamente el 5 por ciento  de los mexicanos  cuenta con un testamento  para otorgar seguridad jurídica a su familia.

“Desde que la Secretaría de Gobernación y este Colegio Nacional unieron esfuerzos en la campaña ‘Septiembre, Mes del Testamento’ hace 16 años se ha fomentado la cultura testamentaria en el país, sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer”, señaló al tiempo de resaltar la coordinación que mantienen con el gobierno del estado en unificar campañas muy sobresalientes.

Cada año durante el mes de septiembre los notarios de todo el país reducen sus honorarios hasta un 50%, y hasta un descuento mayor para las personas de la tercera edad, dan asesoría gratuita y amplían sus horarios de atención; asimismo participan en campañas estatales y federales donde se atienden las dudas de la ciudadanía con la finalidad de concientizar a los mexicanos sobre las virtudes de otorgar testamento.