¿Por qué el PRI, tiene posibilidades de ganar el Ayuntamiento de ciudad Victoria, Tamaulipas?


A saber:
1.- El pésimo gobierno del panista Xicoténcatl González. La administración del médico, ha sido con justa razón, calificada como la peor en toda la historia de la capital; se ha significado, por el total abandono en los rubros –servicios públicos– responsabilidad del poder local. Nunca como ahora, la ciudad está hecha pedazos: calles destrozadas, basura por todos lados, fugas de agua en buena parte de los ductos de la Comapa, más otras lindezas, han hecho del humor social una conducta marcadamente anti-panista.
2.- La sobrevivencia de dos de sus principales actores en esta microrregión: Enrique Cárdenas del Avellano y Oscar Almaraz Smer. Ambos, ex alcaldes. Probablemente no hayan encabezado brillantes administraciones, pero ante la obligada asociación con el gobierno de Xico, salen marcadamente arriba de las evaluaciones. La permanencia en el imaginario colectivo priista y no priista, de esta dupla, parece estar en que sus excesos fueron menores que sus aciertos.
En el caso de Cárdenas del Avellano, se explica también por su presencia mediática: es propietario de una potente estación de radio y un diario que se mantiene en el mercado nutriendo las corrientes de opinión capitalinas.
Almaraz Smer, probablemente persista en el recuerdo de sus amigos de partido, por lo reciente de su trabajo administrativo como jefe edilicio. Igualmente, se conoce la forma un tanto cuestionable como se le sacó de la contienda que perdió ante Xico. (Tuvo que tirarse al piso, ante presiones provenientes de la Procuraduría de Justicia).
3.- La poca presencia estructural de MORENA en la capital. A pesar del trabajo de expansión que ha hecho Lalo Gattas –uno de los precandidatos más potentes, en Victoria de MORENA– el lopezobradorismo sigue viviendo una crisis como ente organizativo. Este escenario, favorece al PRI que posee una red aún viva en la ciudad. Tanto Enrique como Almaraz, han mantenido vínculos con esos residuos de partido que ante la crisis panista y el vacío –de persistir– morenista, el tricolor se consolidado como opción.
Sin Cárdenas del Avellano, y sin Almaraz Smer, el PRI será hombre al agua –sin salvavidas– en Victoria, y en Tamaulipas.