Ramón Mendoza S

Reportero

Debido a la contingencia del coronavirus muchos empresarios en el estado han decidido parar las obras y detener los proyectos de inversión, generando con ello desempleo  y mucha preocupación entre los trabajadores de la construcción.

El secretario general de la Unión de Obreros y Trabajadores de la rama de la construcción adheridos a la CROC en Tamaulipas Lorenzo Balderas Castillo  dijo que en estos casos los obreros quedan desprotegidos económicamente, al igual que otro tipo de trabajadores eventuales, como los vendedores en plazas y rodantes.

Criticó que no exista un plan de ayuda para esta clase de trabajadores, personas que viven al día y que por su condición de eventuales no tienen ninguna clase de prestación y son los más afectados por el embate del Covid-19.

“En  Tamaulipas hay empresarios que suspendieron las obras y por ende hay mucha gente desocupada; y ya hay otros que están pensando parar, dejando a los trabajadores en un estado de incertidumbre y preocupación”.

Refirió que por lo menos a los trabajadores del  gobierno del estado y de los ayuntamientos no solo se les permitió hacer su trabajo desde su casa, sino también tienen asegurada su fuente de ingreso. 

Asimismo, en las maquiladoras cuando menos los obreros se fueron con el 50 por ciento de su sueldo, pero los eventuales no tienen ninguna clase de apoyo.

“Nadie habla por los trabajadores eventuales de la construcción, en cambio los empleados de gobierno están protegidos con plaza y un salario seguro, pero nadie habla de los demás, de los que venden el periódico, los tacos, las  tortas y es preocupante ante el panorama que se está presentando”, concluyó el dirigente sindical.