El pleno de diputados locales aprobó reducir el número de magistrados electorales de Tamaulipas, de 5, a 3, por motivos de austeridad, pero la ingrata maniobra ordenada por Cabeza de Vaca a través de Arturo Soto Alemán, se revirtió contra el propio Congreso.

La pregunta surgió como un murmullo pero ya es un clamor popular: si les urge ahorrar dinero, ¿por qué no reducen el número de diputados locales?

El poder legislativo está integrado por 36 representantes populares, 22 de mayoría relativa y 14 de representación proporcional o plurinominales.

¿Y para qué sirven los diputados locales?, la Constitución les confiere graves y solemnes responsabilidades que en suma, se traducen en erigirse como contrapeso del poder ejecutivo, a efecto de establecer un equilibrio e impedir abusos, excesos, tropelías.

Pero es una función simbólica que no se cumple, debido a que es una vieja tradición, que el jefe del poder ejecutivo decida quiénes serán diputados locales, de tal manera que le deben a él los cargos y por lo tanto, lo asumen y respetan como a su jefe.

Así ocurrió con los Gobernadores del PRI y así ocurre ahora con el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, surgido del PAN.

Esta es la composición vigente del Congreso local. Lo integran 21 diputados del PAN de mayoría relativa, y uno, de representación proporcional. MORENA tiene diez espacios, 1 de mayoría relativa, y 9, plurinominales.

El PRI y Movimiento Ciudadano no obtuvieron triunfos en las urnas, pero el primero cuenta con tres diputados de representación proporcional, y MC, uno.

Los diputados ganan 75 mil pesos mensuales, entre sueldos y compensaciones, pero reciben periódicamente cantidades adicionales, según el partido al que pertenezcan y el peso de su voto.

Temas cruciales como la aprobación para contratar un préstamo por 4,600 millones de pesos con el pretexto del combate al Covid-19, disparan el precio del voto hasta a cantidades inimaginables.

La sede legislativa es un soberbio edificio con apenas diez años de antigüedad, construido en las postrimerías del gobierno del ingeniero Eugenio Hernández Flores, y forma parte del Parque Bicentenario.

La actual Legislatura está avasallada por el PAN-gobierno como ocurría cuando el PRI ocupaba el poder, pero había sus diferencias. Ahora está silenciada la oposición con muy honrosas excepciones, como la que ofrecen algunos diputados de MORENA.

Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal es la más valiente expositora de los intereses de la sociedad, pues les ha dicho en su cara, a todo el pleno, que son unos traidores porque prefieren servir al Gobernador, en lugar de cumplir sus funciones.

En el arranque del actual período ordinario de sesiones, Carmen Lilia dio en la tribuna el posicionamiento de la bancada de MORENA, exigiendo que el poder legislativo reclame al Gobernador del Estado las fallas de su gestión.

“Ofrezco una disculpa pública a todos los tamaulipecos. Lo hago porque desde este Congreso les hemos fallado”, dijo la legisladora. “Aquí en este recinto en donde se redactan y se aprueban nuestras leyes, ha sido una constante la violación a nuestra normatividad interna”, dijo.
“Aquí en este recinto en donde se construye el futuro de Tamaulipas, se han tomado decisiones por consigna del Ejecutivo Estatal, mientras se desdeñan las demandas y las exigencias de la gente”, afirmó. Cuestionó las leyes que se han aprobado, y temas importantes han sido bloqueados por la mayoría panista.

“¿Cómo es posible que se apruebe exhortar al Gobierno de México para que envíe más recursos a Tamaulipas y no se apruebe exhortar al Gobernador para que se disminuya el presupuesto en sus oficinas? Compañeros, la democracia es representativa, no nos faculta a tomar decisiones personales, nosotros somos representantes del pueblo, debemos ser portavoces de ellos”, expresó.
“Hace unos días el Gobernador del Estado hizo un llamado a los Diputados Federales de Tamaulipas exigiéndoles defender los intereses del Estado y no los del Gobierno Federal, que esas mismas palabras retumben en este Pleno, que los Diputados locales defiendan los intereses del pueblo y no del Gobierno del Estado”, pidió Carmen Lilia.

Pero no halló eco. Solo sus compañeros de partido fronterizos Leticia Sánchez Guillermo y Rigoberto Ramos Ordóñez, han tomado posición a favor de la sociedad como lo pide la señora Cantúrosas Villarreal.
Uno de esos diputados que equivocan su función gubernamental, en la rama legislativa, es Félix García Aguiar, de Nuevo Laredo, a quienes sus amigos llaman El Mollo. El lunes en la sesión ordinaria, pretendió ridiculizar a la representante popular de MORENA Esther García Ancira.
Se burló El Mollo de su compañera de cámara al reclamarle que el Presidente López Obrador no hubiera dado muestras de austeridad en su visita a Nuevo Laredo, llegando a bordo de un VW Jetta, pues lo hizo en una Suburban, “de lujo, blindada”.
El escupitajo le cayó en la cara al diputado panista, pues el Gobernador del Estado también exhibió en esa visita presidencial su Suburban blanca, de lujo, blindada.
De hecho, el gobierno estatal, panista, está haciendo ahorros a mata-caballo al caer en bancarrota, pues no ha pagado las becas escolares y ha incumplido otros compromisos.
En Ciudad Victoria, voceros de la COPARMEX pidieron públicamente al gobierno tamaulipeco, el pago del arrendamiento de edificios que ocupan dependencias oficiales, algunas con retrasos de hasta un año.
No es desdeñable la propuesta ciudadana de achicar un Congreso local gobiernista, y también podría estudiarse la posibilidad de recortar el número de regidores en algunos Cabildos.
Pero los más importantes ahorros pueden conseguirse si se atiende la recomendación de AMLO a los mandatarios estatales: reducir el dispendio, los lujos, las flotillas de aviones y helicópteros, los viajes partidistas y otras extravagancias.