Arturo Vela Palacios tesorero municipal en Victoria

Ramón Mendoza S.

Reportero / 13 de enero de 2021.

El ex alcalde de Victoria Xicoténcatl González Uresti heredo a la actual administración municipal un pasivo a proveedores superior a los 22 millones de pesos según fue informado por el actual responsable de las finanzas municipales Arturo Vela Palacios.

Se trata de pasivos que no fueron liquidados en tiempo y forma, siendo adecuados por la actual administración local bajo el procedimiento moderador de Adeudos de Ejercicios Anteriores (ADEFAS) que tendrán que ser liquidados de forma paulatina.

“De pasivos en números cerrados alcanzan los 22 millones medio de pesos, puedes ser mucho o poco, se hace a través de la Adefas bajo un porcentaje o cálculo de egresos de un 2.5 por ciento, se encuentra dentro del rango

Esta cifra corresponde al cierre del 2020 contraída por la anterior administración municipal, mismos que serán liquidados durante este año por la administración de Pilar Gómez Leal.

“Si lógicamente quedaron pasivos, eso viene incluso marcado dentro de la ley de egresos, como parte de adeudos de ejercicios anteriores, hablamos que en número cerrados son aproximadamente unos 22 y medio millones de pesos”, comentó.

Y es que la tesorería municipal se ha encontrado con facturas de proveedores pendientes de pago de la anterior administración que encabezaba Xicoténcatl González Uresti y su tesorero José Alfredo Peña Rodríguez por importe que tendrá que ser liquidado.

“Pues puede ser mucho o no, esto es un porcentaje que se hace a través de un ejercicio pero viene planteado dentro del presupuesto de egresos, lo que equivale a un 2.5 por ciento”.

Indicó que estas deudas se deben solamente del ejercicio fiscal del 2020, ya que actualmente ya no hay cuentas vencidas de años anteriores.

Manifestó que se buscará el liquidar este pago con los proveedores y una vez que exista la liquidez necesaria se irá realizando el pago a los proveedores.

Asimismo reiteró que actualmente no hay adeudos con entidades bancarias ya que en diciembre del 2020 se liquidó el que quedaba con una banca internacional.