El Truco en el sistema de partidos de Tamaulipas

En estrictos términos políticos, el panista precandidato a la gubernatura, César Truco Verástegui, se ha convertido en el factor de mayores explosividades al interior de los partidos políticos en Tamaulipas. Eso, le ha dado una preponderancia en la contienda interna de su partido: ha tomado el ritmo de la agenda pre-electoral ante su más cercano competidor -Jesús Nader- quien salió tarde a campo abierto en la complicada y extensa entidad que aspira a gobernar.
La competencia entre el Truco y Chucho todavía no acaba.
Se ve un final de fotografía: el cañero apoyado por la Nomenklatura regional panista; el jaibo, apuntalado por los capitanes de empresa y el panismo tampiqueño que mucho representa en la región y tanta capacidad de interlocución con los dirigentes nacionales de hoy y del pasado del PAN.
Truco empezó en su casa, y lo hizo bien.
En el PAN, ha ganado la narrativa de triunfador, de negociador.
Su presencia, en la contienda intestina azul, sigue ampliándose.
Al exterior, parece que también esta ensanchando sus presencias y consolidando una coalición de amplio espectro.
Esa estrategia sumatoria, ha afectado a otras organizaciones políticas. El PRI, es quien más ha sido impactado por la emergencia del Truco en la disputa por la candidatura de la gubernatura. De un partido en liquidación, pasó a ser el punto estratégico para las dos fuerzas protagónicas en el 2022: MORENA y PAN.
El tricolor, en medio de esa polarización se transformó en un actor asediado por los reales disputadores de la gubernatura: los azules y los guindos.
Antes de que aparezcan convocatorias para las elecciones internas de los partidos, ya el Truco ha delineado en torno a su proyecto a varios priistas del estado -de diferentes regiones del sur, norte y centro de la entidad- lo que metió en una crisis estructural al tricolor de la comarca. Esa decisión manifestada públicamente por los pro-aliancistas, tiene en un proceso de estupefacción a la militancia de a pie de ese instituto político.
¿Qué generó esa penosa fractura al tricolor?
Indudablemente: la precandidatura del Truco desde el PAN.
En su plan, Verástegui, se ha llevado melgas y surcos atravesados.
Los tres representantes de los sectores del PRI, y varios de sus organismos, se pronunciaron públicamente y en masa a favor de la coalición con el PAN y su precandidato xiquense.
De una u otra forma, la mano del aun Secretario General de gobierno, ganó para su causa a los diputados de MORENA quienes renunciaron a su partido para adherirse al PAN en el Congreso local.
Por ahora, el fuelle del Truco, sigue impactando en los intramuros del PAN y en varias estructuras de MORENA y del PRI.