Ramón Mendoza S

Reportero

Personal docente y catedrático de la Escuela Normal de Educadoras de esta capital denuncia insalubridad y relajamiento de las medidas antiCovid 19 en aulas, corredores y oficinas administrativas.

Maestros de esa institución educativa que pidieron la omisión de sus nombres denunciaron que viven momentos de angustia, la causa es el Covid-19 y  la poca atención que los directivos actuales disponen para prevenir posibles contagios entre el personal ante un regreso a presenciales que no ha sido voluntario, ni gradual y tampoco ha dispuesto condiciones para atender el riesgo que corre el personal vulnerable. 

“Diariamente se puede observar el estacionamiento lleno, los espacios están saturados (en la mayoría de los casos) de un número mayor a las personas permitidas, hay negación y poca empatía para escalonar horarios y atender las recomendaciones de COEPRIS” indicaron.

Revelaron que desde  el regreso a clases presenciales  en dicha escuela (31 de agosto) y al día de hoy, más de siete integrantes de este centro laboral  han sido contagiados, presentando un resultado positivo a COVID. Desafortunadamente no ha bastado en todos los casos el cuidado en casa y los tratamientos médicos, ya hay una afectación mayor: “El contagio de una persona vulnerable, integrante del personal de apoyo, que se encuentra internada en el Hospital de Alta Especialidad  de la localidad y de la que se reporta en estado muy grave;  ha  permanecido por más de una semana intubada con el ventilador al 100% “.

Hay que destacar que en los más recientes meses, esta institución educativa ha estado envuelta en un enfrentamiento de posturas entre por una parte, los directivos del plantel y quienes discrepan.

Esta persona de alto riesgo por su previa condición de salud (diabetes e hipertensión), el trabajo que realiza en la escuela es de intendencia,   estuvo en contacto con muchas personas en su centro laboral en diferentes espacios y  con el alumnado, pero esto parece no importarle a la directora de esta escuela normal, la maestra Olga Leticia De la Rosa Estrada, quien se la pasa diciendo que el personal solo se queja porque no quiere ir a trabajar. 

La presencia diaria del personal demuestra lo contrario: compromiso con su trabajo, en el caso del personal de tiempo completo saliendo  hasta las 15:00 hrs. , sin embargo esta directora hace caso omiso a las necesidades del personal a su cargo y de su responsabilidad al respecto,   no alcanza a identificar  el grave daño que está dejando el  Covid-19 en la salud de la comunidad, ni el alcance de su falta de atención y gestión ante la situación. 

Por 200214

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *