El deslinde de El Niño

El personaje que estaba destinado a ser el candidato de morena a la presidencia municipal de Reynosa, en la elección de junio del 2021, era el entonces diputado federal Armando Zertuche Zuani.

A Zertuche Zuani lo traicionaron sus propios compañeros de la fracción morenista tamaulipeca en la Cámara de Diputados, principalmente el diputado Erasmo González Robledo, que ya para esas fechas era el dedo chiquito del presidente nacional del partido, Mario Delgado, y ya era también el líder de facto de morena en Tamaulipas.

La razón por la que el hoy presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Armando Zertuche, no fue candidato a la alcaldía de Reynosa, no es por algún desencuentro con sus compañeros o por algún conflicto con algún personaje del partido o del gobierno.

La posibilidad de que el diputado Zertuche fuera presidente, al menos en el 2021, se frustró por razones más grandes. El asunto es que al diputado de la doble zeta en su apellido, lo tienen catalogado como “pieza” de los monreales en el tablero político de Tamaulipas, y el maderense Erasmo González recién se asoma a las ligas mayores de la política nacional, de la mano de su padrino Mario Delgado, quien a su vez está alineado con la expresión marcelista (Marcelo Ebrard). Al frenar el avance de Zertuche, lo hicieron también con Ricardo Monreal.

El pasaporte de Erasmo González a la grilla nacional, se lo compraron los muñecos, pues fue con sus recursos que les abrieron las puertas de oficinas, de los despachos de los altos funcionarios y de las casas de campaña de candidatos que hoy son gobernadores, legisladores y presidentes municipales.

Comparto esta información para decirles que la candidatura de Carlos Peña Ortiz no fue obra de la casualidad. Que el proceso para encumbrar al Makito no fue un acto de generación espontánea. Que para sentar al Niño en el despacho principal del edificio sede del gobierno de Reynosa, fue necesario que alguien lo propusiera y le abriera las puertas del partido y del palacio, allá en CDMX, y ese alguien fue el diputado Erasmo González Robledo (y su patrocinador), quien abogó por ellos y les preparó el camino para adquirir esa candidatura.

Del entorno del difunto Sergio Carmona Angulo se duelen por el deslinde que hace el hoy alcalde de Reynosa, negando el apoyo que tuvieron para estar donde hoy están.

Puede que tengan razón cuando afirman que no recibieron dinero del muñeco, pues Maki ya contaba con el soporte financiero de los barraganes, además de lo que “ahorró” en un lustro de gobernar Reynosa, pero que no nieguen ni se olviden quien les consiguió la candidatura, quien abogó por ellos, quien les presentó a los dirigentes del partido. Todo esto y más es lo que me dijo uno de los políticos de morena que no niega su relación con los Carmona y si lamenta mucho el deceso del empresario que fue mecenas de muchos políticos de Tamaulipas.

Existen grabaciones de las cuatro visitas de la madre del Niño a la casa del difunto en Polanco y testimonios del encuentro en el hotel Presidente de CDMX.