+ Ningún cómplice político de Carmona Angulo puede, aún, ‘cantar victoria’   

+ La semana próxima será crucial para definir la candidatura de morena  

+ Caballo que alcanza, gana; y Rodolfo prácticamente empareja a Américo 

Por Juan Sánchez-Mendoza 

Sé, de buena fuente, que tres dependencias federales, por instrucciones de Andrés Manuel López Obrador, investigan la red de complicidades que tejió (en vida) el empresario Sergio Carmona Angulo con funcionarios públicos y políticos, junto a su hermano Julio César. 

Esto no significa que invadan la competencia de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León en las pesquisas para resolver el crimen, porque el asunto que los mueve sería certificar que con el hoy occiso se involucraron cuadros de Movimiento Regeneración Nacional (morena) y autoridades del gobierno estatal como municipal, para entonces proceder en consecuencia. 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) ya se ocupa en revisar los movimientos financieros del empresario victimado; la Secretaría de la Defensa Nacional en elaborar un diagnóstico sobre las actividades de éste –como el huachicoleo–, y la Secretaría de Gobernación se constriñe a levantar un inventario acerca de los encuentros, reuniones, viajes, comidas y demás entre el acribillado y personajes de la iniciativa privada, del crimen organizado y, por supuesto, con políticos y funcionarios gubernamentales. 

Obviamente el resultado de esta investigación se hará pública, pero no detalladamente –así lo creo–, por la costumbre presidencial de dar ‘golpes’ espectaculares sin ofrecer mayores datos. 

Involucrados 

Según ha trascendido mediáticamente, con el empresario ejecutado allá en una barbería de la colonia Del Valle, del municipio San Pedro Garza García (Nuevo León), se relacionaron funcionarios del Gobierno de Tamaulipas en la ejecución de obras y proveeduría de varios artículos. 

Pero rompieron ante la falta de pago. 

La obra más cuantiosa fue la edificación de un hospital. 

Entonces, Carmona Angulo pactaría con el diputado Erasmo González Robledo para financiar los proyectos de morena en Tamaulipas. 

Su primer acuerdo –aseguran quienes saben del tema– fue financiar a Mario Martín Delgado Carrillo en su campaña por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de morena. 

Luego se darían otros apoyos en cascada por parte del huachicolero a fin de encumbrar a más morenistas. 

En 2021 (supuestamente) financió las campañas de Erasmo González Robledo, para ser reelecto a la diputación federal por el séptimo distrito; de Eduardo Abraham Gattás Báez para ser alcalde de Victoria; de Héctor Joel Villegas González ‘El Calabazo’ en Río Bravo; de Carmen Lilia Canturosas Villarreal, en su proyecto alternativo en Nuevo Laredo; a Olga Patricia Sosa Ruiz (quien fracasó en su búsqueda de la alcaldía de Tampico), y a Carlitos Peña Ortiz –hoy alcalde de Reynosa–, como al senador Américo Villarreal Anaya con espectaculares colocados a lo largo y ancho de la entidad antes de rendir su informe legislativo. 

Incluso, Carmona Angulo convivió con Rodolfo González Valderrama y Maki Esther Ortiz Domínguez, quienes han precisado que acudieron a dos reuniones, conjuntamente con sus compañeros del proyecto relevista, pero sin mediar interés económico.  

Lo cierto es que el escándalo derivado afecta a todos los prospectos a la candidatura gubernamental diagnosticados por el Consejo Político que, al tenor de los acontecimientos, habrá de reconsiderar su recomendación, por ser la definición atributo propio de la Comisión Nacional de Elecciones. 

Cargos en riesgo 

El artífice del ‘enjuague’ entre políticos de morena con Carmona Angulo fue Erasmo González Robledo, secundado por Mario Martín Delgado Carrillo. 

Los otros simplemente se dejaron querer, aunque en su pecado llevan la penitencia. 

Y ni modo que no sabían dónde estaban involucrados cuando recibían ‘fajos’ de billetes, volaban en jets privados, y se trasladaban en camionetas blindadas propiedad del empresario ultimado y de su hermano Julio César. 

Haciendo un parangón, por menos de eso renunciaron Santiago Nieto Castillo (a la Unidad de Inteligencia Financiera) y Paola Félix Díaz (como secretaria de Turismo en la Ciudad de México), así que deben esperarse. 

1) La renuncia de Mario Delgado a la dirigencia nacional de morena; y 

2) La licencia de Erasmo para separarse del cargo, hasta que resuelva su caso la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia. 

De otra forma se atentaría contra los principios de la mentada Cuarta Transformación de: a) no mentir, b) no robar, y c) no traicionar. 

Práctica del avestruz 

Ante los señalamientos de complicidad con el empresario ultimado, no hay todavía respuesta por parte del grueso de los aludidos, dando la impresión que esconden la cabeza como los avestruces, cuando tienen miedo. 

Sólo González Valderrama ha aceptado haber convivido con Carmona Angulo (el ejecutado) en dos encuentros, mientras Maki rehúsa su relación con Sergio –a pesar de estar inscrito éste en el padrón de proveedores del ayuntamiento en los períodos que ella presidió–, y haber participado en las reuniones. 

Olga Sosa, por su parte, dice que los hermanos Carmona Angulo sólo le ayudaron a ‘convencer’ a Julión Álvarez para amenizar en Tampico su cierre de campaña como candidata a la alcaldía. 

¿Y los demás? 

Simplemente, hacen mutis, esperando algunos como ‘Lalo’ Gattás que Julio César, hermano de Sergio, no le pida devolver la camioneta blindada, en que se traslada, pese a que el alcalde asegura haberla comprado ‘entre particulares’, sin que exista registro de la transacción. 

Otros son Mario Delgado y Américo Villarreal, quienes viajaron en jets privados de Carmona Angulo, como lo refieren seguramente las bitácoras de vuelo. 

Empate técnico 

Reza el refrán popular: ‘Caballo que alcanza, gana’ 

Y de atrás ha venido empujado fuerte Rodolfo González Valderrama para acortar la distancia que lo separa de Américo Villarreal Anaya. 

Según la encuesta más reciente realizada por morena en Tamaulipas, hacia el 25 de noviembre se registró un virtual empate entre ambos, ya que la diferencia es de apenas 3 puntos porcentuales. 

Américo obtuvo el 34 por ciento de las preferencias, y Rodolfo un 31%. 

La medición consideró también a Maki Esther Ortiz Domínguez (27%) y Olga Patricia Sosa Ruiz (8%). 

Debo aclarar que los porcentajes corresponden solamente a los votos efectivos (59 por ciento de la población encuestada), pues el 41 por ciento del universo proyectado mostró indecisión o simplemente no contestó. 

Esto significa que las preferencias variarían en el siguiente sondeo. 

Mientras tanto, hay empate técnico. 

Correo: jusam_gg@hotmail.com 

Caminante no hay camino 

Esta semana será crucial para definir las candidaturas gubernamentales de dos alianzas. 

Y aunque todavía no han sido registradas ante el Instituto Electoral de Tamaulipas (Ietam) se da por descontado que por nombre llevarían ‘Juntos hacemos historia’ (morena-PT-PVEM) y ‘Va por México’ (PAN-PRI-PRD). 

En el primer caso, hay que descartar una desbandada de militantes, porque simple y llanamente los padrones petista y verde son tan reducidos que apenas les alcanza para la composición de sus estructuras dirigentes. 

En cambio, los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional sí registrarían bajas importantes porque hay cuadros de primer nivel que se niegan a la alianza y han anunciado públicamente su adhesión al proyecto de González Valderrama, en caso de éste resultar nominado por morena. 

Dos claros ejemplos son: Óscar Santiago Luebbert Gutiérrez (PRI) y Ramón Antonio Sampayo Ortiz (PAN). 

Ambos fueron dirigentes partidistas estatales; alcaldes de Reynosa y Matamoros, respectivamente; y diputados federales. 

Pero además cuentan con liderazgo estatal y son cabeza de grupo en sus comarcas.   

Se hace camino al andar 

En Reynosa, miles de ciudadanos respondieron al llamado de ‘Todos por Tamaulipas’ para pedirle a Cesar Augusto Verástegui Ostos que abandere sus causas. 

Fueron más de 15 mil –refieren algunos observadores–, los que ayer se dieron cita en el lienzo charro ‘Los tamaulipecos’, en un encuentro con la sociedad civil, más allá de partidos políticos. 

El músculo que ha exhibido ‘El Truco’ desde hace meses, difícilmente sería superado por otro aspirante a la candidatura gubernamental. 

Y eso lleva a suponer que a pesar de las maniobras de Marko Antonio Cortés Mendoza para imponer a otro personaje como candidato, al final del día tendrá que levantarle la mano a Verástegui Ostos, si acaso su intención es retener para el PAN la gubernatura de Tamaulipas. 

Cicuta 

La Unidad de Inteligencia Financiera y Económica (UIFE) de Tamaulipas, citó al alcalde de Victoria, Eduardo Abraham Gattás Báez, para que responda por la adquisición de la camioneta Tahoe blindada. 

Según él, la compró con su dinero a otro particular, del cual omite su nombre. 

Pero las copias de la factura que circulan profusamente en la internet refieren que el propietario es Sergio Carmona Angulo, quien fuera ultimado hace días. 

La comparecencia está programada para el martes 30, a las 13 horas.  

¿Acudirá?

Por 200214

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *