Mucha tarea, tiene en su escritorio, el líder de la mayoría en el Congreso de Tamaulipas, Armando Zertuche Zuani. Se le suma a la agenda parlamentaria original, otro punto que la ciudadanía está ávida de conocer pormenores: los contratos de algunos Ayuntamientos tamaulipecos, con los grupos empresariales de los hermanos Carmona.
En Altamira, Tamaulipas, con la anuencia del alcalde Armando Martínez Manrique, se presume que en la lista de proveedores y prestadores de servicios de la Presidencia municipal, están en sitio privilegiado los mencionados fraternos.
¿Por qué?
Casi por nada: el alcalde Martínez Manrique, -está más que documentado en la prensa nacional y regional- estuvo en reuniones en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, en donde los inversionistas Carmona Angulo, llenaron de millones de pesos los bolsillos de los candidatos a varias importantes alcaldías del estado.
Los contratos realizados por el Ayuntamiento, ya deberían estar en manos de los diputados. Sobre todo, en los de MORENA, a quien les urge, aclarar esas circunstancias que mucho han manchado y desvirtuado su ética partidista.
Si no están ya en el Congreso, esos documentos, ya deberían estarlo.
Por una razón, fundamental: MORENA, debe establecer su diferencia ante los demás partidos.
Los acuerdos entre la alcaldía y los negocios de los Carmona Angulo, son del mas diverso índole: pavimentación, bacheo, mantenimiento en redes de agua y drenaje, construcción de rellenos sanitarios, y compra y renta de maquinaria pesada.
El alcalde de Río Bravo, Tamaulipas, Héctor Calabazo Villegas, está más que evidentemente inmiscuido en pactos económicos a todas luces sospechosos. El parque vehicular del Ayuntamiento lleva los logotipos de dos de las principales constructoras de los multicitados fraternos: JOSER y PERMART.
¿Cómo y por qué están trabajando con la Presidencia?
¿A cuánto asciende el costo de los servicios prestados?
¿Cumplen con los requisitos legales para estar en el padrón de proveedores?
Makyito en Reynosa, se deslindó de los financiadores. E incluso acusó a otros alcaldes de su partido, de haber recibido fondos de los Carmona Angulo.
¿Por qué no citarlo al Congreso para que aclare el asunto?
Y otra: ¿Por qué las empresas de los Carmona, son proveedores del Ayuntamiento reynosense?
Carmen Lilia Cantú Rosas, se maneja en radio pasillo, reconoce ante sus cercanos que sí recibió apoyo de los patrocinadores en cuestión, “pero sólo para la diputación” (¿?).
Apremia que la fracción morenista del Congreso, se manifieste.
Antes que la Unidad de Inteligencia Financiera -a nivel Tamaulipas- haga que se pongan azules de miedo, alcaldes y alcaldesas guindos.

Por 200214

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *