Al que agarraron de subida fue al Doctor Faustino López Vargas quien a partir de este lunes el tiempo le hace justicia a esa decisión tomada con gran madurez política algunos años atrás, no se olvide que fue él quien le da la oportunidad a Américo Villarreal Anaya de ser Senador lo que hoy lo tiene como Precandidato de Morena a la Gubernatura del Estado, pues lo pone en primera instancia para sumarle una victoria que hoy rinde frutos en el estado para el Partido Morena eso a pesar de que no beneficiaba a sus aspiraciones políticas en ese momento.

Para el Dr. Faustino era más importante en ese entonces beneficiar el proyecto de la izquierda en Tamaulipas, en aquellos años cuando todos agachaban la cabeza  y nadie quería ser  visto con los colores del partido al  que hoy todos en su mayoría quieren llegar o  voltean a ver y algunos otros cayeron dividieron y ahí siguen calladitos.

Hoy el tiempo le da la palmada al López Vargas, esa palmada en la espada que muchos de sus seguidores en el estado cuando en los años 2019, 2020 y 2021 con el liderazgo del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE) pocos le dieron a pesar de haber formado más de 40 comités municipales alrededor del estado para realizar gestorías para que los tamaulipecos recibieran apoyos y programas sociales que dan los tres niveles de gobierno en la entidad.

El tiempo le da justicia al paciente doctor Faustino, porque su partido tengan la seguridad que No lo iba a hacer,  los liderazgos con los que  partir de hoy tendrá convivencia para sacar temas en beneficio del país, esos liderazgos a los  que antes les tocaba puerta para pedir audiencia y gestionar cosas para los tamaulipecos en muchas de las ocasiones abiertas a regañadientes por ser el “suplente” ahora serán abiertas sin tocar el timbre y todos aquellos que se acercaron en su momento para luego irse porque no le veían un proyecto sólido, ahora están regresando poco a poco solitos y con la cola entre las patas.

Sin duda el tiempo ahora le va a jugar a  favor al Doctor y tiene la responsabilidad de seguir velando por los Tamaulipecos, esos que nunca se le fueron y que formaron parte de un reducido equipo en los años pasados y sumar a los que en algún momento lo vieron sin posibilidades, esas posibilidades que solo el tiempo sabia que llegarían y que muy pocos le apostaron sin compromiso alguno más que el ayudarlo para llegar a lo que era suyo.

Faustino jugará un roll muy importante a partir de hoy en Tamaulipas, tendrá voz en el estado siempre y cuando él quiera ejercer su posición de “senador legitimo” la que siempre le perteneció a pesar de todo, o pasar desapercibido sin hacer valer el trabajo que a lo largo de años ha realizado en favor de la izquierda apoyando al proyecto del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *