Apremiante avanzar en la vacunación: especialista de la UNAM

También se debe limitar la convivencia social de alto riesgo, como reunirse varias personas de diversos domicilios en lugares cerrados sin protección

Por: Mirtha Hernández    

24 de enero de 2021.- Mauricio Rodríguez Álvarez, vocero de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia de Coronavirus de la UNAM, afirmó que es apremiante avanzar en la vacunación contra el SARSCoV-2 y limitar la convivencia social de alto riesgo –reunirse varias personas de diversos domicilios en lugares cerrados sin protección–, para romper la cadena de contagios.

Debido a que la cuarta ola de la Covid-19 en nuestro país coincide con el periodo de aplicación de refuerzos de la vacuna, el especialista también explicó que si una persona presentó la enfermedad y ya se recuperó, es posible que reciba el biológico.

Las únicas contraindicaciones para vacunarse es tener síntomas del padecimiento o antecedente de una alergia fuerte al biológico por la que hubiese requerido hospitalización.

“Si está dentro de los 10 días desde que inició su enfermedad y ya no tiene ningún síntoma, ya salió de esa etapa aguda, puede ser mejor que se vacune; de lo contrario, se retrasará en la vacunación y es probable que posteriormente no encuentre dónde hacerlo”, recomendó el profesor del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina.

Expuso que en algunos lugares como Ciudad de México el biológico está más accesible, pero no es así en todas las regiones, y se debe evitar poner obstáculos a la inmunización, lo que podría causar el rezago de muchas personas para recibir dosis de esquemas regulares y refuerzos.

Además, porque la variante ómicron podría ocasionar muchos casos en poco tiempo, ya que se estima que la mitad de la población mundial podría entrar en contacto con ese virus en el transcurso de las próximas semanas.

El académico detalló que es importante hacer la distinción entre infectarse (entrar en contacto con el virus SARS-CoV-2) y enfermarse (tener signos y síntomas de la Covid-19).

Quienes se las aplican están protegidos de enfermedad grave si tienen su esquema primario completo y un refuerzo.

“El virus puede llegar en cantidades bajas y no causar enfermedad sintomática. También es posible tenerlo y, como estás vacunado, cause una sintomatología mucho más leve de la cual quizá no te des cuenta, ya que tus síntomas serán leves y te recuperarás más rápido. O simplemente el virus llegará en poca cantidad, te vas a infectar y quizá ni te des cuenta”, sostuvo.

Respecto a las vacunas, aseguró que las personas están protegidas de enfermedad grave si tienen su esquema primario completo –ya sea con biológicos de una o dos dosis– y un refuerzo. “Eso está bien, te va a servir, es seguro y efectivo”.

Aunque en otros países ya se plantea aplicar una cuarta o hasta quinta dosis de la vacuna, Rodríguez Álvarez recalcó que es con el uso correcto del cubrebocas como se pueden prevenir más contagios de la Covid-19, ya que las vacunas no previenen por completo los contagios.

De igual forma, acotó que aunque la variante ómicron no está generando padecimientos graves –en la gran mayoría de los casos–, el escenario no es bueno, pues el número creciente de enfermos en poco tiempo puede aumentar también las necesidades de servicios médicos –consultas y diagnóstico– y causar el uso inadecuado de antibióticos y otros medicamentos parcialmente dañinos.

Asimismo, alertó que mientras más casos de la Covid-19 haya, existe más riesgo de que surjan nuevas variantes o una variante más fuerte. Además, no termina de quedar claro si ómicron dejará menos secuelas en los enfermos, por lo que no es conveniente que siga habiendo tantos contagios.

Importancia del cubrebocas

El especialista precisó que las vacunas son fundamentales para prevenir la enfermedad grave mientras el uso de cubrebocas, la ventilación de espacios cerrados, la sana distancia y evitar tumultos son claves para prevenir los contagios.

“Hay que reiterar que el mejor cubrebocas es el que se usa y bien: que tape la nariz y boca, por los lados, y que no se esté manipulando. Si es de tela, que sea de tres capas y si es de los de alta eficiencia (que tienen números y letras en su nombre), que estén íntegros, limpios, que no hayan sido utilizados durante mucho tiempo y se usen adecuadamente”, afirmó.

Si se usa doble cubrebocas, el de mejor calidad debe colocarse primero, y encima el adicional.

Finalmente, el universitario comentó que el consumo de vitaminas y suplementos alimenticios tienen un beneficio marginal cuando se toman sin control, sin ser prescritos por un médico y sin un diagnóstico de alguna alteración nutricional. “No hay que tener falsas sensaciones de protección con ellos, porque hasta ahora no está probado que sirvan para evitar la Covid-19”