Exige MC “Programas sociales sin florero”

Ramón Mendoza S

Reportero

El partido Movimiento Ciudadano (MC) demando detener la promoción de programas sociales federales y estatales durante todo el proceso electoral de este año y que nos sean utilizados como “Floreros” partidistas.

Juan Carlos Zertuche Romero dirigente estatal de este instituto político recordó que el uso electoral de los programas sociales es delito grave y en este sentido, hace un llamado l llamado a las personas servidoras públicas tanto federales como estatales a conducirse con rectitud y hacer valer los principios de imparcialidad y neutralidad en el marco de los procesos electorales vigentes, y exhorta a la población a ejercer la denuncia ciudadana ante cualquier mal uso de los presentaciones benéficas.

“Nosotros pedimos detener los promocionales de todos los programas federales y estatales, que durante todo el proceso electoral y no solo en estas precampañas sigan difundiéndose” asevero.

Mediante el Programa de Blindaje Electoral se promueven los principios de imparcialidad y equidad en la contienda electoral, reforzando la conducta ética de las personas servidoras públicas, creando conciencia sobre los delitos electorales y sus consecuencias.

El uso imparcial de recursos públicos obliga a los poderes ejecutivos locales, y al federal, a no presentarse ante beneficiarios de programas sociales como si fueran gobernadores o presidentes de la República los benefactores bondadosos a quienes se les debe algún apoyo económico que en realidad proviene del erario y por ello debe tener tratamiento institucional.

“No hay equidad en el proceso electoral , por supuesto que no, de entrada Morena todos los días habla de entrega de apoyos, se debe de suspender toda propagando electoral en un año electivo, al final del día así es, un partido entrega despensas y otro apoyos económicos, nosotros a lo nuestro con la gente” enfatizo.

Finalmente cito que la reforma electoral del 2007 fortaleció prohibiciones constitucionales que impiden cualquier uso de programas sociales asociado a la promoción personal de los mandatarios. Su aplicación no es indebida en sí misma, es incluso necesaria y plausible en un país con tanta desigualdad, el problema no son los programas sino la forma de entregarlos cuando se hace con tintes políticos o vinculación personalizada a un funcionario público.