Pastores y activistas enfrentan posturas en congreso del estado

  • Amor entre iguales busca legalidad.

Ramón Mendoza S

Reportero

Activistas en favor del Matrimonio Igualitario y Pastores Evangélicos contra de la entrada de esta iniciativa enfrentan posturas en el Congreso del Estado de Tamaulipas.

Ambos grupos previo al inicio de la sesión ordinaria  celebrada este  martes en la “Casa del Pueblo”  determinaron su posicionamiento, unos en contra y otros a favor.

“Amor es amor y Dios nos ama a todos” son las palabras de un grupo de activistas y ciudadanos que acudieron a pedir se apruebe el matrimonio igualitario como en otros estados en el Congreso de Tamaulipas.

Integrantes de la comunidad LGBT arribaron a la sede del Poder Legislativo, para demandar igualdad en derechos a través de la legalización del matrimonio igualitario
Foto Mendoza.

Laura Cepeda, dijo sentirse agradecida de que en Tamaulipas los tomen en cuenta “No tenemos nada de diferente. Amor es amor. Debe normalizarse el matrimonio igualitario como cualquier otra relación. Esperamos que sea hoy y siempre” mencionó.

Denise Mercado, representante de diversidad sexual del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), señaló que los asambleístas estatales  no están para legitimar creencias personales o de culto,  en consecuencia deben aprobar el matrimonio igualitario.

En Tamaulipas existen alrededor de 300 parejas promoviendo amparos para que las Oficialías del Registro Civil les permita casarse, lo cual no debería estar ocurriendo porque basta una adecuación al Código Civil para que la unión legal entre personas del mismo sexo sea legal.

Arturo Trujillo Martínez Anciano Gobernante de la Iglesia Evangélica Presbiteriana Filadelfia  representante de un grupo de pastores evangélicos de todo el estado, expresó su rechazo a cualquier reforma que pretenda legalizar el matrimonio igualitario.

Señalo que Dios creó al hombre y la mujer y no se puede permitir el matrimonio igualitario.

“Tuvimos un dialogo con el líder del congreso y quedamos en hacer una reunión más amplia, para entender lo que se plantea hacer en dos temas,  como es el caso de la despenalización del aborto y el mal llamado matrimonio igualitario” expreso.

Establecieron que todo esto va contra la naturaleza, y los principios de la palabra de Dios, matrimonio es únicamente con personas de distinto sexo para la procreación.

“Estas personas viven en pecado y no se puede permitir” reitero.

Finalmente ambos grupos pidieron a las diputadas y diputados ser tomados en cuenta y sea un derecho de las personas el querer casarse con alguien del mismo sexo o se rechazado como ley divina.