El presidente municipal de extracción morenista de Matamros, Tamaulipas, Mario la Borrega López, hizo fe de militancia y de compromiso partidista el fin de semana: le organizó un masivo acto al candidato de MORENA-PV-PT a la gubernatura de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya en esa ciudad y puerto fronterizo.
Se puso la máscara y capa de MORENA, y salió a la luz pública pronunciándose por el candidato guindo.
Hasta el momento, las adhesiones de los alcaldes lopezobradoristas se han dado desde la discreción del cargo para evitar ser denunciados de violentar la ley electoral. La Borrega, rompió con el protocolo y hasta un discurso lanzó a los matamorenses para recomendar al candidato de su partido.
Desde el momento en que la selección interna le favoreció a Villarreal Anaya, la Borrega se pronunció por cerrar filas en torno al victorense. Otros jefes edilicios, titubearon. El ejemplo más claro de ello, fue el de Reynosa, Makyito Peña Ortiz, que hasta hace unas horas se comprometió con el cardiólogo.
En la franja fronteriza, otros morenistas como las alcaldesas de Nuevo Laredo, Carmen Lilia Cantú Rosas, y Nataly García, se han pronunciado más con discreción que con fuerza por la candidatura de Américo.
Otro alcalde de la cadena de alcaldías guindas del norte tamaulipeco, Héctor el Calabazo Villegas, al igual que la Borrega, ha metido con fuerza el hombro a la campaña del candidato morenista.
El liderazgo de Mario, se potencia por esa jugada a naipe abierto. Se amaciza con la estructura que puso desde los inicios de la campaña, en manos de Villarreal Anaya.
El alcalde matamorense, se levanta como el más importante activo de MORENA en la frontera del norte de la región, por el peso demográfico de la comarca que gobierna, por los titubeos e inexperiencia de otros alcaldes, por su decisiva postura con su partido y su candidato y por elegir el prudente tiempo para sumarse con todo a la IV T en el estado.
Junto a Adrián Oseguera Kernion, son los alcaldes que mayores presiones han sufrido por parte del panismo tamaulipeco. Y los han sorteado con destreza.
Otra circunstancia que ubica al presidente López, es la inexistencia de actores de la coalición: PV y PT.
El verde es una entidad sin presencia en la franja fronteriza y el PT, es un fantasma. Es decir: el peso de la responsabilidad para llevar a buen fin la candidatura y la campaña de MORENA, en esta parte de Tamaulipas, es tarea del candidato y del partido que lo postula: el guindo.
La Borrega, le hizo la semana a Américo.
De un solo golpe, presentó en su evento, la emoción social de la militancia lopezobradorista matamorense, a la vez que hizo trasladarse de Reynosa, al alcalde Makyito Peña Ortiz, que lanzó el discurso más bravío que haya dado en su vida política.
El 5 de junio, seguramente, será la graduación de Mario como el actor principal en el escenario matamorense.
Sin Yarrington, sin Baltazar, sin Letty Salazar, sin los Sampayo, aparecerá como el personaje de mayor vigor político en esa ciudad y puerto.
¿Conoce usted, a alguien que le pueda competir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *