Semana difícil para el panismo Tamaulipeco, las declaraciones por parte del gobernador, además de las acciones en contra de figuras visibles del morenismo en el estado, permite entender que a poco más de quince días que terminen las campañas, se perciba que el candidato de la coalición “Va por Tamaulipas” está derrotado en la contienda por la Gubernatura y va en desplome día a día.

Las encuestas son muy claras “aunque no totalitarias o certeras cien por ciento ” pero marcan una tendencia constante, sobre las muestras que se recaban a lo largo del estado y en la mayoría, no figura como ganador el “Truko” mucho menos “Diez Gutierrez”, lo que si se ve y demuestran, es que no resultaron verdaderos competidores electorales contra Américo Villarreal de Morena.

En el lado del Truko de nada están sirviendo las empresas contratadas en marketing y estrategia política para lograr alzarse con la victoria, solo están desfalcando al candidato con resultados pobres con poca efectividad y para colmo en esta recta final de la campaña ya desesperados, están pagando influencers locales que generen
contenido para sus audiencias en favor del “Truko” que le permita conectar en redes sociales con los votantes que no han logrado sumar.

Lo anterior porque el candidato en territorio no está logrando convencer a los ciudadanos con su discurso, pues son propuestas que no se llevaron a cabo a lo largo de estos 5 años y solo buscan endulzar el oído para continuar con la misma forma de gobierno de represión y saqueó a los Tamaulipecos.

Ahora si le suman que funcionarios del estado, maestros, asociaciones y grupos ligados al gobierno han mostrado ya su hartazgo por ser obligados a asistir a los eventos con carácter de obligatorio “algo que ya descaradamente” hacen por mensajes y hasta oficios con tal de generar una burbuja mediática en favor el candidato, que a la hora de la votación ese enojo de los acarreados “a fuerza” se verá reflejado con voto a favor de morena, si no para el baile vamos.

En fin, hace seis años se veía disputada la contienda, donde Cabeza de Vaca derrotó al PRI con más de 80 años de permanencia, hoy en día se ve un fenómeno distinto pero lógico, el panismo unido del priismo y el perredismo, esos que hace un año eran contrincantes en todo el estado y que ahora vieron la oportunidad de sumar esfuerzos para derrotar a morena, ese ferrocarril que viene con fuerza y sin detenerse, al que solo unos se lograron subir a tiempo y muchos lo verán pasar en sus narices y solo los “vientos” les quedará del desplome del panista que jugó a ser priista y perredista y ni con eso le va alcanzar.

Nos vemos en la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *