– . Aquél advertido choque de poderes Estado y Federación hoy tiene consecuencias   

– . La “Columna Armada”, primero solapada por el Estado y hoy fustigada por este                         

– . Quede bien comprobado del daño que ocasionan los “chaqueteros” de la política            

Clarín. – Hace más de un año, en la efervescencia del cocinar del proceso electoral, nuestro cuestionamiento trató de ser lo más sigiloso, dado el perfil que tomaba la “Columna Armada Pedro J. Méndez” por mostrar su característica partidista, hoy tan de moda y sumamente criticada, esto es romper con un partido y unirse a otro. Es decir, el grupo, particularmente tronaba con el PAN y el gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca para adherirse a Morena e impulsar la campaña del hoy gobernador electo Américo Villarreal, lo que desató acciones de persecución y hasta “descubrir” ilícitos.

Aclarando. – Fuimos claros al citar que en tanto teníamos en Tamaulipas los ojos de repruebo puestos en Michoacán, Guanajuato, Guerrero y otros estados al sur del país, sólo mirábamos “la paja en el ojo ajeno”, pues aquí nos abrazaba el disimulo, esto, apadrinado desde el Gobierno del Estado por la operación impune de la “Columna Armada Pedro. J. Méndez”, ya entonces con una larga lista de delitos de todo tipo en la región, sometida además por este grupo y rubricado por aquello de “abrazos no balazos.

Claroscuro. – Ya se advertía que calentaría más Tamaulipas, primero por la adhesión de la Columna Arma Pedro J. Méndez a Morena y luego más aun por el triunfo de su candidato Américo Villarreal. Hoy, ahí está la reacción del gobierno de Cabeza de Vaca, al lograr la detención de Octavio Leal Moncada, líder del grupo armado, como un reflejo de venganza, misma acción que no termina pues el Gobierno Federal ya advirtió que Octavio no está sólo. ¡Jamás calentó tanto Tamaulipas!    

Claro que sí. – Hurgando entre los hechos, vemos que efectivamente esta elección fue para medir poderes entre Cabeza de Vaca y el presidente Andrés Manuel López Obrador, que los dineros de ambos lados, sólo tornarían más aguda la rispidez y quien perdiera no se iba a dejar tan fácilmente y he ahí las reacciones del mandatario de Tamaulipas tras perder su gallo, pues no titubeó en fustigar el “brinco” de Octavio Leal Moncada y movió el avispero, –ese que alguna vez le dio apoyo—y que va a Victoria.

Claridades. – . Ya en mayo se registró un anticipo de lo que ahora vuelve a calentar a Tamaulipas, pues la Carretera Ciudad Victoria-Monterey fue bloqueada, ahora ya formalmente adoptada como acción para evitar detenciones, y cuya autoría entonces fue adjudicada a integrantes de la Columna Armada Pedro J. Méndez, según para evitar la detención de su líder Octavio Leal Moncada. Podríamos decir que entonces fue advertencia por el apoyo a Morena, hoy es hecho consumado.

Clarificando. – La “operación sándwich” en la que aparece Tamaulipas, resulta de lo más lamentable y todo por la ambición e irresponsabilidad de gobiernos metidos torpemente en una pugna que sólo convencen con miedo, pero sin que esto sea igual en su efectividad de acciones de bienestar para los tamaulipecos. Ayer por la tarde, todo era zozobra en Cd. Victoria, al advertir integrantes de la Columna Armado Pedro J. Méndez avanzaban a la capital del Estado para rescatar a su líder Leal Moncada.

Claro que no. – Nada grato es reconocer que el recurrente “chaqueteo” político, tiene sus consecuencias y en este caso es el pueblo quien lo padece. Siendo así, es de seguirse esperando reacciones similares de conflicto por este tipo de provocaciones de los “saltarines” de la política al buscar acomodo en algún puesto de partido ganador y enfilado al gobierno. Urge que el INE tomar cartas en el asunto sobre la disciplina activista en partidos. Basta de sociedades “camorrescas”, léase alianzas políticas.

Sabía usted que. – El brazo armado Pedro J. Méndez fue creado en la región de Hidalgo, Tamaulipas hace dos sexenios y surgió en el disimulo del mismo Gobierno del Estado por servirle aparentemente a sus fines. Hoy, es un hecho que la columna convertida en morenista, vuelve a ser cobijada por la autoridad, pero esta vez no por el Estado sino por la Federación, al convenir fines. Lo más lamentable de esto es que siendo irregularmente alterna a la autoridad de gobierno, no solamente se le reconoce, sino se le tolera.

javierclaudio40@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *