Salvan de apagones sólo los que cuentan con subestación

                                               Por Javier Claudio

            La prevención ante la vieja recurrencia de los apagones en el primer cuadro la ciudad, mantiene a salvo y como excepción a los restaurantes afiliados a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC).

            “Nosotros (afilados) a Canirac colocamos subestaciones y eso nos mantiene salvo en cada interrupción de luz, desafortunadamente no así al usuario doméstico y diferentes negocios en el mismo sector”, declaró el empresario Carlos Arteaga Ríos.

El presidente de la Canirac Nuevo Laredo, señaló que al ser un problema que sobrevienen cada temporada de calor y que es cuando se registra el más alto consumo de energía eléctrica, la mayoría de socios Canirac optó por la compra de subestaciones eléctricas.

Indició que el apagón reciente, no fue resentido en negocios como como Canela’s, Parrillita, Amarantos, El Guaje, Al Dahabi, entre otros, al no quedar sin luz debido al funcionamiento de subestaciones.

“Aquí, nosotros salvamos la problemática de no tener luz, pero lo más difícil son los efectos entre vecinos y otros negocios que no cuentan con subestación eléctrica y que finalmente debe ser un problema a resolver por la CFE”, comentó.

Expresó que la intensidad del calor de los últimos años y hoy con temperaturas jamás registradas, requiere de una mayor demanda de energía eléctrica, la que es rebasada de la que envía la CFE a los distintos sectores, además del centro.

Asintió que la recurrencia de los apagones en el sector centro, obligo a un gran número de restauranteros, muchos de ellos afilados a la Canirac, adoptar medidas preventivas, como es la adquisición de subestaciones, y evitar las pérdidas en ventas.