Cuidar el agua, la medida más inmediata ante falta de lluvias

Por Javier Claudio

La Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) se pronunció por la medida más inmediata ante la crisis del agua que se registra no sólo en la región sin a nivel nacional, y esta es cuidarla con esmero.   

Ante la falta de lluvias y la escasez de agua, es preciso que la comunidad en general cuide más el vital líquido, luego que Nuevo Laredo es uno de los municipios privilegiados por depender del río Bravo, comentó David Negrete Arroyos.

“Por fortuna, para los habitantes de Nuevo Laredo, el abasto de agua está garantizado, así también para todos aquellos municipios que dependen del agua del río Bravo, para su consumo, dijo.

No obstante, abundó, es necesario pongamos en práctica una cultura de ahorro del agua. No podemos tomar a la ligera esta problemática que ya causa estragos en otras partes de la región por la falta de lluvias.

“Vivimos tiempos en donde no es posible que haya personas que lavan patios, banquetas y vehículos con manguera, mostrando sin criterio alguno el dispendio, al desperdiciar mucha de ella”, comentó Negrete Arroyos.

Instó por acentuar las medidas de ahorro del agua, todavía aún a la hora de bañarse, lavarse la boca, las manos, al procurar el ahorro del vital líquido, esto es utilizar la menor cantidad de agua posible.

De acuerdo a los datos del CILA, el nivel del río Bravo se encuentra en 56 centímetros, cuya cantidad de agua es derivada de la que se extrae de la presa, es decir solamente la cantidad de agua que se considera necesaria para el consumo humano.

Vivimos tiempos en que cada vez es más necesario generar esa cultura para que todos tengamos participación en el ahorro el agua. Esto es, hay qué hacer cultura, pues hay que tomar conciencia que hay personas que no tienen las mismas posibilidades de contar con el agua suficiente para las más elementales necesidades.