Por estas fechas del próximo año será el tiempo de definiciones de Ricardo Monreal y habrá de tomar la decisión más importante de su vida: si continúa en Morena y sacrifica su legítima aspiración de ser Presidente de México o si acepta, en caso de que se la ofrezcan, la candidatura en la oposición o también si se lanza como candidato independiente.
Y es que como él mismo ha dicho, en estos momentos en que todavía está lejos la sucesión y los tiempos electorales no son los correctos, romper con el Movimiento que fundó con Andrés Manuel López Obrador sería un suicidio político. Y sí, claro que tiene razón.
Por eso Monreal no miente cuando dice que, por ahora, sólo tiene un plan A para luchar por la candidatura dentro de Morena buscando el apoyo de la militancia, pero también está consciente que la voz y la fuerza del Presidente López Obrador es determinante y que él no es de sus “corcholatas”.
En cada entrevista que escuchamos con cuidado, Ricardo Monreal cada vez es más claro y más determinante va a estar mientras la dignidad se lo permita, y si se democratiza el partido en sus métodos para seleccionar a sus candidatos, porque como hombre congruente y digno, no se prestará a una simulación.
Para muestra basta analizar sus palabras en la entrevista que ofreció para un medio chiapaneco:
“La ventaja para mí es que conozco muy bien los ritmos de la política; de verdad los conozco bien. Ahora…¿qué voy a hacer? no salgo (de Morena), se empeñan en hacer encuesta.
Digo yo, y se lo digo también como primicia: No participo de una farsa, no voy a participar. Si me dicen que “el partido va a organizar, inscríbete de acuerdo con las bases del partido”, y el partido va a decidir quién gana y quién pierde; no, en eso no voy.
La pregunta es correcta: ¿Qué va a pasar conmigo?…..en este momento sólo tengo plan A, en este momento; pero tengo conversación con todos.
Tengo facilidad para conversar con todos, me puedo sentar con cualquier líder del partido, con cualquier grupo económico, con cualquier grupo empresarial; porque no tengo ataduras ni tengo telarañas en la cabeza, y soy un hombre con mucha claridad, en el sentido de construir consensos, lo que le convenga al país.
He platicado con todos los partidos, con todos los dirigentes y ni ellos me han ofrecido ni yo me he ofrecido, porque, como conozco bien los ritmos, los tiempos, no quiero, ni ellos, precipitar nada.
No es una decisión fácil, porque quizá sea la decisión de mi vida, por mi edad y por todo, ya no creo que alcance la siguiente; y no estoy buscando un puesto de consuelo ni una posición de reacomodo, no lo estoy haciendo”.
Hasta aquí las declaraciones del senador Monreal.
Ahora, según mi humilde interpretación, Ricardo Monreal claramente está advirtiendo que, si se empeñan en Morena en hacer de la designación del candidato o candidata un dedazo disfrazado, él tiene la capacidad de sumar apoyos, no sólo en los partidos tradicionales, sino entre los sectores de la sociedad -todos- aquellos que se sienten ofendidos y decepcionados porque en el 2018 votaron por un Movimiento que hoy los desdeña, enfrenta y hasta ignora.
Sí, esos millones de votos que sumó AMLO, pero además los que no sumó en las elecciones pasadas.
Así que en realidad, a lo que le apuesta Monreal, no es sólo a las bases morenistas, sino que él va por todo lo demás.
Así que ¡aguas! con Monreal…porque si un priista logró arrancar el gobierno de Zacatecas de las manos del PRI que lo gobernó por años, ahora podría hacer lo mismo, porque quien puede derrotar a Morena es uno de Morena, llámese como se llame, pues siendo sinceros, en la oposición nomás no hay quién.
mohacan@prodigy.net.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *