Por Javier Claudio

            Para el sector transporte, las rutas que convergen a la ciudad difícilmente tendrían una calificación de aprobación debido a la falta de mantenimiento o bien el incumplimiento de su terminación.

“Debemos ser congruentes, si somos una primera aduana en el país, entonces las rutas que convergen deben estar a la altura de una ciudad que destaca en la intensidad de su movimiento de comercio internacional aduanero, afirmó Víctor Daniel González, gerente de una pequeña empresa de transporte.

            Deploró el estado actual en que se encuentran las carreteras de entorno a la ciudad, las que calificó entre malo y regular y en un marcado cuestionamiento del sector transporte, así también de la ciudadanía.

            Citó en primer orden la Carretera Anáhuac, la que por años se ha mantenido en un mal estado sin que brinde el Gobierno de Nuevo León una reparación completa para resolver la problemática.

            “Aun cuando no hace mucho tiempo fue reparada la Carretera Anáhuac, se siguen teniendo los mismos puntos de riesgo como son las curvas y la falta de señalización, sin que hasta el momento haya tenido una respuesta el Gobierno de Nuevo León”, dijo.

            Carlos Larios Santos, también empresario del transporte criticó otra de las vías, como es la Carretera Piedras Negras, la que aparece en un estado mediano de calidad si se considera que existen parte que requieren desde hace tiempo de reparación y que además es una ruta de carga.

            Refirió la Carretera Nacional, con una calificación mediana no obstante que apenas hace algunos años atendió primero se dio la reparación por parte de Secretaría de Comunicaciones y Transportes y luego se creó la autopista San Fernando-La Gloria sin que sean satisfactorios lo trabajos.

“Debemos demandar una mejor calidad de obra de todas las rutas, las que sin lugar a dudas deben de estar a la altura de nuestra primera aduana, por donde cruza toda la carga internacional”.

            De la Carretera Ribereña, dijo que debe concretarse la ruta que proviene de Reynosa hacia Nuevo Laredo, la que quedó trunca hace algunos años, pues solamente llegó de Cd. Mier hasta Ciudad Guerrero.

            “La obra estaba etiquetada y sin embargo quedó trunca por razones que jamás fueron dadas a conocer, en tanto que el recurso que estaba destinado fue cancelado por el Gobierno Federal y tal vez reenviado hacia otro proyecto en el país”, indicó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *