Higinio Martínez y la historia del perro de las dos tortas

En menos de un mes, le dieron dos ganchos al hígado al eterno y fiel escudero de la 4T en el Estado de México, el senador Higinio Martínez Miranda.

No logró nada de lo que buscaba, con todo y que presumió en todo momento ser uno de los cercanos al presidente, ser fundador de Morena y tener apoyo en todo el territorio mexiquense, algo que repitió en reiteradas ocasiones en las mesas de trabajo en busca de la presidencia del senado.

En resumen, el Dr. Higinio invirtió muchos años que se fueron por la borda en busca del  Edomex, en los mejores tiempos de la izquierda que tanto apoyó (dos candidaturas para la maestra Delfina Gómez) y en el Senado repitió la fórmula frente (Alejandro Armenta Mier), lo derrotó para presidir la Cámara Alta), en pocas palabras, los procesos de selección a los que se sujetó (fueron su realidad política) lo cual refleja que no tiene argumentos políticos para conducir un estado o manejar grupos políticos en beneficio de su entidad; nunca generó certidumbre para su partido, sumándole que Mario Delgado fue el verdugo de muchos morenistas incluyendo al propio senador, quien se ha dedicado a impulsar candidatos  que le dicten desde Palacio Nacional o a fines a él.

Lo último que si pudo rescatar el senador fue, el poner un equipo en la dirigencia estatal este pasado domingo, algo que políticamente será beneficioso para el 2023, pero que su peso se habrá de considerar hasta el proceso de 2024 para la selección de candidatos en el Estado de México, para eso falta algún tiempo y ahorita no cobra relevancia. 

A decir verdad Higinio Martínez fue borrado y a la vez compensando con migajas políticas, por Mario Delgado, algo que no le gusto y lo ha compartido con su grupo más cercano, tenían que darle una atención mayor, pues saben de la “capacidad” operativa que tiene para lograr el botín en el Edomex, pero en Morena y en varios municipios colindantes a la capital mexiquense, lo toman con precaución y no con la misma confianza, saben que podría ser el gran traidor a la 4T en el próximo proceso electoral y ojitos ya le hicieron en la Alianza desde la Cámara Alta y no hizo caras, sino todo lo contrario.

La maestra Delfina tendrá que analizar en donde le puede servir el Texcocano y mantenerlo cortito y con marca personal, porque está tentado a dejar de operar u operar en contra, y esto puede afectarle en las elecciones y por ende en la gubernatura, (Higinio es el que menos pierde en esto).

El senador Higinio Martínez jugará la cartas a lo que mejor le convenga políticamente, ahora es turno de pensar en él y en su futuro inmediato, por lo que tendrá que valorar todo lo que se viene y si no logra tener un peso específico importante en el estado que le permita seguir ayudando al Presidente, tendrá que buscar repetir en la senaduría, un terreno que ya conoce y que le permitirá tener vigencia en el plano político para los próximos años y si logra un buen acuerdo y triunfa Morena, lo veremos en el gobierno estatal en algún puesto dentro del gabinete, compensado en función de su trabajo y aporte en la elección.

Si me lo cuentas con Santo y Seña lo publicamos.

consantoysena@outlook.com